Viaje remoto a las maravillas del desierto de Gobi

Paisajes irrepetibles en los confines del mundo
En Mongolia aún existen grupos nómadas que recorren la Ruta de la Seda. (Foto: iStock)
En Mongolia aún existen grupos nómadas que recorren la Ruta de la Seda. (Foto: iStock)
05/03/2017
07:44
Carlos Borboa
-A +A

[email protected]

WUHAI.— Figuras de caballos en infinitos pastizales, nómadas cazando con aves rapaces y guerreros vestidos al estilo de Gengis Kan vienen a la cabeza con solo pronunciar su nombre. Al pisar Mongolia Interior –franja que abraza los territorios más australes de Mongolia y que posee el estatus de región autónoma de China– la imagen toma otra dimensión.

Alguna vez, parte del imperio más extenso de la historia, Mongolia Interior es tierra de contrastes. En un extremo del Río Amarillo uno puede hallar grupos de nómadas que aún hoy recorren la vieja Ruta de la Seda; del otro lado, modernas ciudades aparecen como espejismos futuristas. Sin duda, es un destino que debe visitarse una vez en la vida.

Un día en el Gobi

Si algo puede presumir Mongolia Interior es su vasta colección de paisajes desérticos. La región autónoma china es puerta de entrada al fascinante desierto de Gobi, plagado de dunas arenosas y llanuras repletas de hierbas aromáticas.

En Bayanmuren Sumu, ciudad en el medio del Gobi y el desierto de Ordos, las caravanas con camellos esperan la llegada de turistas para recorrer las majestuosas dunas de arena. Por menos de 200 yuanes (560 pesos), guías locales ofrecen paseos cortos a través de los áridos caminos que dieron vida a la Ruta de la Seda. Hacerse una selfie con el desierto de Gobi de fondo es una oportunidad que pocos dejan pasar.

Parta los viajeros más intrépidos también hay experiencias de inmersión en la cultura mongola. Visitas a campamentos de nómadas, degustaciones de platos típicos y estancias nocturnas en el desierto pueden coordinarse fácilmente con guías locales.

Viñedos mongoles

Desde el momento en que uno aterriza en el aeropuerto de Wuhai, epicentro cultural y económico de la región autónoma, es posible darse cuenta de la intensa pasión que tienen los mongoles por el vino.

Sí, por extraño que parezca, Mongolia Interior ha logrado convertirse en un referente de la producción de vinos, no solo en China, sino en varias regiones del mundo. A lo largo de todo el territorio, es posible hallar bodegas inspiradas en los grandes châteaux de Francia y viñedos plantados al puro estilo toscano.

A las afueras de Wuhai, Chateau Hansen ofrece recorridos por sus 370 hectáreas de viñedos plantados, literalmente, sobre un mar de arena. En Wuda Qu, enclavada en la inmensidad del Gobi, la vinícola Shaen surge como un lujoso resort enoturístico dedicado a hospedar a amantes del vino de todo el mundo. Cada noche, la bodega organiza cenas temáticas en el desierto, con danzas y coros de tiempos de Gengis Kan.

A la orilla del Río Amarillo

Desde Dengkou hasta Wuhai, el Río Amarillo fluye a través de la inmensidad del Gobi. Su ribera, considerada la cuna de las antiguas civilizaciones chinas, forma pequeños brazos que se extienden entre las suaves dunas de arena, dando vida a auténticos oasis.

Desde el embarcadero de Shanghai Bowan, en el centro de Wuhai, diariamente parten pequeños navíos con turistas que buscan retratar el color de los jardines desérticos del Río Amarillo.

Los recorridos duran poco más de dos horas e incluyen un par de paradas para caminar sobre las montañas de arena; nadar en estos oasis está prohibido; sin embargo, hay libertad para sumergir los pies en sus pozas.

Para quienes aman los deportes acuáticos, la pequeña bahía de Zuoqi es parada indispensable. Flyboard, kitesurf y esquí acuático se cuentan entre las opciones a contratar con pequeñas agencias ubicadas en el atracadero principal.

Mausoleo de Gengis Kan

La vida en Mongolia pareciera suceder bajo la mirada dominante de Gengis Kan. Al contemplar la corriente del Río Amarillo es imposible no pensar en el conquistador mongol, líder del imperio más extenso de la historia.

Al sur de Ejin Horo yace el Mausoleo de Gengis Kan. La leyenda cuenta que, durante una expedición, el conquistador llegó a un valle de increíble belleza; después de dedicarle un poema, decidió que éste sería su lugar de descanso eterno. Se dice que a su muerte, el líder del imperio fue enterrado en el lugar, mismo que se bautizó como Yijin Huoluo (Mausoleo del Señor).

La tumba de Gengis Kan reúne reliquias y objetos artísticos en una serie de construcciones inspiradas en los campamentos mongoles. Pero no contiene restos humanos, solo tocados y algunos accesorios. ¿La visita obligada? El Palacio Principal, un octágono de 26 metros de altura que alberga murales y una estatua de jade blanco del mítico emperador.

Ciudad del Vino Desértico

Se inauguró en septiembre, como símbolo de la riqueza vitivinícola de Mongolia Interior. Repleto de pequeños paradores, que replican villas tradicionales mongolas, el parque posee más de 10 hectáreas de jardines, lagos y viñedos.

Guías y operadoras locales ofrecen degustaciones de vinos y cocina mongola al aire libre. En recorridos de menos de dos horas, los anfitriones dan a probar uvas directas de las vides, vinos orgánicos y un sinfín de frutos del desierto.

Los senderos de arcilla de la Ciudad también son punto de encuentro para vendedores de dátiles y huevos de pato.

Todos los días, alrededor de la plaza principal, se ven decenas de habitantes locales practicando tai-chi, gimnasia (más parecida a una danza) dedicada a lograr el equilibrio interior. El sitio es frecuentado por monjes budistas mongoles, quienes pasean por sus jardines y, en ocasiones, meditan bajo la sombra de sus árboles.

GUÍA DEL VIAJERO
CÓMO LLEGAR

Desde la CDMX, Air Canada vuela a Wuhai con escalas en Toronto y Beijing. El tiempo de traslado es de 41 horas.
Aeroméxico, con SkyTeam, vuela a Wuhai con escalas en Los Ángeles y Beijing. Llegarás a Mongolia Interior en 35 horas.

CUÁNDO IR
Mongolia Interior es un destino de verano para los turistas chinos. Si quieres evitar multitudes, el mes de septiembre es la mejor época para visitar los diferentes atractivos de la región sin tener que soportar el frío invierno mongol.

HUSO HORARIO
La diferencia de horario entre Mongolia Interior y México es de 14 horas.

VISADO
Mongolia Interior posee el estatus de región autónoma de China, por lo que es necesario contar con una visa china para acceder a sus territorios.
Consulta el proceso de visado a través del sitio: mx.china-embassy.org

QUIÉN TE LLEVA
Mongolia Interior es uno de los destinos más exóticos de China, reservado para aquellos que buscan una inmersión profunda en la cultura local. Pocos hoteles y operadores turísticos en la región ofrecen servicios en inglés, por lo que coordinar las visitas a través de las oficinas nacionales de turismo es la mejor opción.
Travel China: www.travelchina.gov.cn
Oficina Nacional de Turismo de China: www.cnto.org

MONEDA
Como región autónoma de China, en Mongolia Interior se utiliza el Renminbi (RMB) o yuan chino, aunque en algunos hoteles también se aceptan pagos con euros y dólares americanos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios