Siete seductoras razones para viajar a Extremadura

Misterios de la Orden del Temple, tapas y jamón ibérico están incluidos en esta guía
Acueducto de los Milagros, de origen romano, en Mérida. (Foto: iStock)
Acueducto de los Milagros, de origen romano, en Mérida. (Foto: iStock)
12/03/2017
03:37
Marco Beteta/Un mundo de sentidos
-A +A

Región de influencias múltiples donde dejaron huella tartesios, celtas, romanos, visigodos y árabes cuyo legado da lugar a uno de los patrimonios artísticos más importantes de la península Ibérica. Extremadura es también cuna de personajes que tuvieron una influencia decisiva en la historia de América.

LO IMPERDIBLE

1. Mérida: capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura, fundada en el año 25 a.C. con el nombre de Emérita Augusta. Son de visita obligada el Templo de Diana, el Teatro, el Anfiteatro, el Arco de Trajano y el Museo Nacional de Arte Romano.

2. Cáceres: su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad, es uno de los conjuntos monumentales más notables del mundo. En él hay influencias árabes, de la Edad Media y el Renacimiento.

3. Badajoz: fundada en el siglo IX por Ibn Marwan sobre un antiguo asentamiento visigodo a orillas del río Guadiana. Destaca por los vestigios árabes de la Alcazaba, las murallas y la Catedral de San Juan Bautista con interesantes obras de Zurbarán.

4. Zafra: para muchos es de las ciudades más bonitas de Extremadura. También la llaman Sevilla la Chica. Sus lugares más representativos son la Plaza Grande, la Plaza Chica, la Iglesia de la Candelaria y el Alcázar de los Duques de Feria que funciona como hotel.

5. Jerez de los Caballeros: uno de los principales enclaves de la Orden del Temple en España. La Fortaleza Templaria es su monumento más emblemático. A mediados de julio se celebra un festival inspirado en la época medieval. Si te interesa seguir explorando la historia del Temple, te recomiendo visitar Olivenza, enclave fundado por esta orden en el siglo XII.

6. Monasterio de Guadalupe: uno de los santuarios más venerados de España, construido en el siglo XIV como agradecimiento a la Virgen de Guadalupe por su intercesión a favor de los cristianos en su lucha por expulsar a los moros. Es un must see por el valor de sus obras artísticas y su ecléctica mezcla de estilos gótico, mudéjar, renacentista y barroco.

7. Hospedarse o comer en algún histórico parador. Para dormir, el de Mérida y el de Guadalupe son confortables y limpias alternativas, aunque sin ser de lujo (www.parador.es).

Atrio es un exclusivo hotel en Cáceres, con el sello de Relais & Chateaux, una colección de restaurantes gourmet, alojamientos exclusivos y villas. Su restaurante ofrece una sobresaliente cocina de autor con destacada cava (www.restauranteatrio.com).

Para ir de tapas y disfrutar de un jamón ibérico, la opción es Nico Jiménez, a unos pasos del Museo Nacional de Arte Romano en Mérida.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS