Se encuentra usted aquí

La buena vida en Turín

Autos, arquitectura y una excelente comida en esta ciudad italiana
Desde el Museo de las Antigüedades Egipcias hasta el Palacio Madama, Turín es un destino obligado para los amantes del arte. (Foto: Archivo El Universal)
Desde el Museo de las Antigüedades Egipcias hasta el Palacio Madama, Turín es un destino obligado para los amantes del arte. (Foto: Archivo El Universal)
16/08/2015
00:05
Marco Beteta
-A +A

Cuna del cine, el gianduia (chocolate con avellanas), el vermuth y la industria automotriz italiana. La capital del Piamonte es destino obligado entre quienes aprecian arte, arquitectura, gastronomía de altura y excelentes vinos regionales (Barbera, Barolo, Nebbiolo) en un ambiente dominado por el panorama de los Alpes.

PARA CONOCER
Mole Antonelliana. Icono de Turín y su edificio más alto (fantásticas vistas desde la cima) que alberga al Museo Nacional del Cine, único en Italia.

Catedral de San Juan Bautista. De estilo barroco, donde se encuentra la famosa Capilla de la Sábana Santa (a unas cuantas calles de aquí, existe un museo que detalla a fondo la historia de esta reliquia y de diversos objetos relacionados con ella).

Museo de las Antigüedades Egipcias. En el Collegio dei Nobili; su extenso acervo es superado solamente por el de El Cairo.

Aldea y Castillo Medieval. Dentro del Parque del Valentino, fiel recreación del estilo de construcción y vida piamontés durante la Edad Media.

Palacios Carignano, Madama y Real. Antiguas residencias de la dinastía Saboya, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Lingotto. Diseñado por el arquitecto Renzo Piano en la que fuera la fábrica Fiat; imperdible visitar la Pinacoteca Agnelli (notable colección de obras clásicas y contemporáneas).

Vía Roma. Junto con las calles paralelas de Lagrange y Carlo Alberto, es el place to be para los amantes del shopping serio.

Basílica de Superga. Monumental complejo cercano a la ciudad construido por Filippo Juvarra, arquitecto de la Casa Saboya (recomendable tomar el tren que sube hasta la cumbre de la colina).

Val di Susa. A una hora de Turín, esta zona de los Alpes es una de las más concurridas por los aficionados a los deportes invernales.

PARA DORMIR

Principi di Piemonte. Clásica elegancia en céntrica ubicación. Confortables y renovadas habitaciones con modernas facilidades. Completo spa. Buen restaurante. Via Piero Gobetti 15.  www.atahotels.it

PARA COMER
Al Bicerin. Cafetería. Aires de antaño se respiran en este pequeño y pintoresco lugar, ideal para probar el típico bicerin (bebida con café, chocolate y crema de leche) acompañado de repostería artesanal. Piazza della Consolata 5.

Del Cambio. Cocina piamontesa. Histórico y señorial. Cocina ejecutada a conciencia con impecable sabor y presentación. Gran carta de vinos. Reserve con tiempo. Piazza Carignano 2.

Dolce Stil Novo. Alta cocina italiana. Un must, al interior del Palacio Real de Venaria. Experiencia gourmet dirigida a paladares sibaritas a cargo del reconocido chef Alfredo Russo. Piazza della Repubblica 4.

I Tartufi Bistrot. Cocina italiana de autor. Casual y relajado. Las trufas, clásicas del Piamonte, son las protagonistas de esta joven y creativa propuesta. Via Carlo Alberto 47. 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS