Se encuentra usted aquí

En tren, de costa a costa

Montañas canadienses, próxima parada: un viaje donde naturaleza y aventura van de la mano con el lujo y la comodidad
The Canadian recorre 4 mil 466 kilómetros a lo largo de tres días de viaje. (Foto: Cortesía Via Rail)
The Canadian recorre 4 mil 466 kilómetros a lo largo de tres días de viaje. (Foto: Cortesía Via Rail)
05/07/2015
15:07
Diana Briseño
-A +A

[email protected]

Inicia la marcha del tren y con ella la aventura de costa a costa por Canadá, desde la moderna Vancouver, en la Columbia Británica, hasta Toronto, en la provincia de Ontario y la urbe más poblada del país. Durante el recorrido The Canadian podrás disfrutar de cómodos y lujosos vagones, actividades a bordo, comida gourmet y panorámicas que hipnotizan a cualquier viajero.

The Canadian es un ícono y es por eso que la imagen del tren aparece en los billetes de 10 dólares del Banco de Canadá.

El servicio en esta travesía es muy diferente al de los viajes entre países europeos; se asemeja más a los expresos de lujo como el Transiberiano, que une la parte europea y asiática de Rusia, explica Daniela Santibáñez, representante en México de Via Rail, empresa ferroviaria.

A lo largo del trayecto, con una duración tres días y cuatro noches, el tren hace parada en nueve estaciones, entre ellas Edmonton, Saskatoon, Winnipeg y Jasper.
  
Tú eliges cómo quieres viajar: en vagones sencillos, donde todos los pasajeros van en su respectivo asiento, los preferidos por grupos de jóvenes estudiantes, o en cabinas con litera y una puerta corrediza que las hace completamente privadas; estas son las más buscadas por parejas y familias mexicanas. 

No hay límite en el lujo. Si quieres edredones con plumas de ganso y mobiliario con detalles en piel elige la categoría Prestige. En esos vagones una asistente siempre estará al pendiente de tus necesidades, incluso te llevará los alimentos a la comodidad de tu asiento, además, tendrás tu propia pantalla plana para ver alguna película. 

En el tren hay regaderas, comedor, zonas de entretenimiento y todos los servicios para que el viaje sea una experiencia inolvidable. 

No hay forma de aburrirse ya que a bordo pasan películas, te prestan juegos de mesa e incluso hacen degustaciones de quesos, catas de vinos tintos o del famoso ice wine, elaborado con uvas congeladas, por lo que tiene un sabor mucho más dulce.

Viajar en tren te ofrece la libertad de movimiento entre vagón y vagón, algo que no puedes disfrutar en un avión; la experiencia de una comida en un carro comedor con diseño art déco, o la oportunidad de hacer nuevos amigos.

Además, puede ser entre 25% y 35% más económico que un vuelo de avión, dependiendo del itinerario de tu preferencia.

Eso sí, no hay Wi Fi, así que es la oportunidad de apreciar los paisajes únicos del territorio canadiense. Puedes pasar horas simplemente observando desde tu ventana los grandes lagos al norte de Ontario y, tiempo después, darte cuenta que estás entre las Montañas Rocosas. Diferentes pero bellas también son las praderas y bosques boreales, formados por coníferas.

Al mismo paso del tren también cambia el menú, ya que se ofrecen platillos típicos de la región por la que pasa. En Vancouver la carta incluye pescados y mariscos, mientras que en la planicie los platillos se caracterizan por la carne de bisonte o alce, tradicionales en Winnipeg.

El tiempo parece ir más despacio y por momentos olvidas que eres arrullado por el movimiento de un gusano de metal. Por lo regular los mexicanos suelen viajar más en verano, porque las temperaturas bajo cero no son las más atractivas para la mayoría, pero los paisajes se transforman por completo al cubrirse de blanco.

Además es una forma segura de viajar si no estás acostumbrado a manejar en carreteras congeladas.

Al aire libre
Santibáñez recomienda hacer una escala de un par de días en Jasper, sin costo adicional. Ahí se encuentra el Parque Nacional homónimo, en donde las actividades al aire libre son esenciales. Entre las más recomendables está la visita al Maligne Valley o Valle Maligno, escenario compuesto por un cañón, río y lago del mismo nombre. 

Entre las actividades más solicitadas está el paseo en barco por el lago, durante hora y media recorre 45 kilómetros de aguas color turquesa, visita la Isla del Espíritu y el Cañón Maligno, con 50 metros de profundidad. El paseo tiene un costo de 109 dólares por persona (más detalles enmaligneadventures.com). Puedes remar un kayak y nadar, aunque la temperatura es muy fría para nosotros.

GUÍA DEL VIAJERO
Cómo llegar
United Airlines te lleva en vuelo redondo desde la ciudad de México a Vancouver, haciendo una escala en Estados Unidos, por 6 mil 600 pesos por pasajero.
Web: www.despegar.com.mx

The Canadian
Se trata de un viaje para planear con mucha anticipación. Incluye alimentos a partir de los 400 dólares. En clase de lujo hasta 2 mil 500 dólares estadounidenses. Verano es un gran momento para emprender la travesía. Otra de las mejores temporadas, por precio, es Semana Santa.

Las actividades a bordo, como catas de vino y de quesos, tardes de película y música en vivo, además del préstamo de juegos de mesa, están incluidas en el precio del viaje.
Webwww.viarail.ca

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS