Se encuentra usted aquí

La isla de las 12 mil sonrisas

A bordo de un segway o en bici, conoce a los quokkas, el animal ‘más feliz del mundo’
Los quokkas son marsupiales como los canguros (Foto. Turismo Rottnest Island)
15/05/2015
14:59
Diana Briseño
-A +A

[email protected]

Desde el ferry se ve la orilla de la playa, en ella hay pequeñas criaturas  que llaman la atención. Poco a poco la embarcación se acerca y estas van tomando forma.

Tienen pelaje café, observan a los visitantes desde la distancia y lo más curioso es que en su cara se dibuja una sonrisa. Son los quokkas, los mejores embajadores de la isla de Rottnest.

Su costa se recorre en dos horas y media y se ubica a 19 kilómetros de Perth, al oeste de Australia. Con los años se ha hecho famosa por los peludos habitantes e incluso fue bautizada en su honor. Los holandeses en el siglo XVII la llamaban  rott nest, que significa ‘nido de ratas’.

Pero, estos animalitos están muy lejos de ser ratas, son marsupiales como el canguro, sólo que del tamaño de un gato doméstico.

Son demasiado curiosos, por lo que es común verlos cerca de las personas. A los turistas se les pide no tocarlos ni alimentarlos para no interferir en su ciclo de vida. Hay multas por ello. Los quokkas son vegetarianos y la comida humana puede enfermarlos. Si quieres verlos de cerca únete a una caminata guiada donde un experto  te explicará todo sobre ellos.

Pero Rottnest tiene mucho más que ofrecer. Los amantes del ciclismo se sentirán en el paraíso, ya que hay diversos caminos diseñados especialmente para ellos. La renta de una bicicleta por un día completo es de 50 dólares en promedio. Puedes recorrer toda la costa del destino en un camino de 24 kilómetros de largo.

No importa la  edad o condición física, tienen triciclos para adultos o bicicletas eléctricas. Además, en la oficina de visitantes de la isla puedes preguntar por las sillas de ruedas para playa o buggies para personas con discapacidad.

La gama de recorridos gratuitos incluye aquellos que  llevan a los arrecifes, lagos salados o donde escuchas las historias y leyendas de la isla. Si deseas conocer todas sus atracciones puedes  adquirir el pase de un día, cuesta 20 dólares y te da acceso a atracciones como el faro, centro de visitantes y paseos en bote.

Para tomar fotos espectaculares hay que unirse al recorrido en segway  para grupos pequeños  de casi una hora. Tiene un costo de 89 dólares por persona. No puede faltar una tarde de playa y un rato de esnórquel en las cristalinas aguas que rodean la isla, habitadas por peces multicolores y arrecifes de coral.

Para llegar a la isla la manera más sencilla es tomar el ferry desde Perth. El recorrido dura sólo 25 minutos.

Guía del viajero

Para llegar a la isla toma el ferry desde  el puerto de Perth. El viaje redondo tiene un costo de 85 dólares. También hay paquetes con renta de bicicletas o tours de un día. www.rottnestfastferries.com.au

Vuelo: Es más económico hacer escalas en San Francisco y Sidney para llegar a Perth. United Airlines y Virgin Australia te llevan.

Web oficial: www.rottnestisland.com

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS