Le sientan bien los años

Santiago González espera acudir a mejores torneos tras ser finalista en RG
Santiago González. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
30/07/2017
00:40
Adriana Díaz Reyes
Los Cabos
-A +A

[email protected]

Hace un par de años, Santiago González batallaba con una lesión que lo mantuvo fuera de las canchas por seis meses. Hoy, el tenista cordobés vive uno de los mejores momentos de su carrera, tras alcanzar la final de dobles en Roland Garros, aunque la hazaña, confiesa, no fue suficiente para recibir mayor respaldo económico.

“Estoy muy orgulloso por lo que logré en mayo pasado, pero la verdad nada cambió, no recibí ningún estímulo después de lo conseguido en Francia. Ojalá eso cambie pronto porque, por ahora, no puedo viajar con un equipo que me respalde. Lo que gano en los torneos y mis ahorros lo invierto en pagar los boletos de avión, la comida y el hospedaje. Si viajara con un entrenador, jugaría para pagarle”, confiesa el doblista, quien será uno de los invitados en el Abierto de Los Cabos.

La falta de apoyo que padece, es según el jugador, una de las principales trabas para que el deporte blanco nacional pueda prosperar.

“Falta mucho respaldo, muchas veces nosotros tenemos que salir adelante solos si queremos jugar fuera del país. Lo que sí podemos destacar en el aspecto de la organización es que México ya es sede de dos torneos importantes de la ATP [Acapulco y Los Cabos] , y eso sin duda acercará más a la gente a mi deporte”.

A sus 34 años de edad, González es consciente de que debe cuidarse de las lesiones. “Ya no soy un jugador de 18, por lo que una dolencia me puede dejar fuera por mucho tiempo. En esta etapa de mi carrera debo ser muy inteligente para seguir el ejemplo de jugadores como Roger Federer, quien a los 35 años está en uno de sus mejores momentos”, explicó.

Santiago espera que llegar a la final en Roland Garros le abra la puerta para poder participar en los torneos Masters.

“Subí del ranking 60 al 30 y eso ya es un gran logro en un deporte tan competitivo. Mi objetivo es buscar torneos de alto nivel para que en un corto periodo pueda regresar al sitio 23 de la clasificación que ocupé en algún momento. Se trata de creérsela, de saber que se le puede ganar a cualquiera en el mundo”.

A Santiago le gustaría que sus hijos Matías y Camila siguieran sus pasos en el deporte blanco.

Santiago competirá en la modalidad de dobles en Los Cabos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS