Lento curso para tener su medalla

La ex deportista dice que podría pasar hasta un año más para acariciar la presea
Luz entrará al muro de ganadores en Juegos Olímpicos (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
01/06/2017
00:35
INÉS SAINZ
-A +A

Inés Sainz

[email protected] 

Para un atleta del deporte olímpico no hay mayor reconocimiento que colgarse una presea en la justa veraniega. Y para Luz Acosta, el sacrificio rindió frutos cinco años después, luego de que le fuera ratificado el bronce por parte de la Federación Internacional de Levantamiento de pesas, debido al dopaje de sus rivales.

El proceso para recibir la presea podría ser largo.

—¿Quién es el responsable de continuar con este proceso?

—El COM (Comité Olímpico Mexicano) tiene la postura de estar a la espera. Eso es institucional, no puedo ir o pedir directamente mi medalla, es vía Federaciones y Comités Olímpicos, ellos son los responsables de, en este caso, reclamar lo que le pertenece al país. Si seguimos a la espera, puede pasar todavía otro año antes de que pueda tener la medalla.

—¿Te cambia la vida esta medalla?

—Es muy importante, me hubiera encantado recibirla en tiempo y forma, pero no me fue posible. Finalmente hay justicia, es una forma de saber que lo hiciste bien, que estar peleando en el lugar en que lo hiciste fue lo mejor.

—¿Cómo tomas la noticia de la ratificación de tu medalla en Londres 2012?

—Ya se rumoraba desde el año pasado, sólo que ahora ya es más oficial porque ya aparece en la página de la Federación Internacional, pero sigo a la espera porque México realmente todavía no está preguntando qué pasa, México está también en una postura un poquito más tranquila de esperar a que nos contacten, no están viendo por la medalla.

—¿Cómo vives este momento?

—Todavía no lo creo hasta tener la medalla en mis manos.

—¿Qué pasa con el estímulo económico que se le entrega a los medallistas olímpicos y que, por ende, te correspondería también a ti?

—En este momento yo no pienso en eso, no sé qué pase o qué pueda dejar de pasar, lo que sí sé es que lo más importante es tener ya en el país oficial y físicamente esa medalla, y de ahí poder pensar en lo demás.

—Debe valer el doble esta presea recordando que estuviste a punto de no ir a Londres, debido a que hubo quienes querían quitarte la plaza.

—Fue complicado en el sentido de que tuve que pelear arduamente ese lugar. Nada más tenía una plaza, ya querían cambiar las reglas del juego, no las querían respetar, entonces fue muy desgastante para mí estar hablando al COM, Conade, Codeme y seguir entrenando. Ahora es bastante gratificante saber que lo hice bien, que valió la pena y qué bueno que me aferré a esto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS