Con gritos produce carreras

Tony Perezchica se convirtió en el tercer mexicano en Grandes Ligas en tomar puesto el puesto de coach en alguna almohadilla
Diamondbacks le dio la oportunidad (ESPECIAL)
07/04/2017
00:36
Ariel Velázquez
-A +A

[email protected]

Parte baja de la sexta entrada del primer juego de temporada de los Diamonbacks de Arizona. Pierden 0-3 con los Giants de Arizona y al bat Nick Ahmed dispara un sencillo que permite a Jeff Mathis llegar a la registradora.

La carrera podría ser como cualquier otra para los D-backs, pero para México se volvió anecdótica, porque fue la primera vez que el bajacaliforniano Tony Perezchica ordenó con su voz de coach de tercera base, el segundo mexicano en la historia de Grandes Ligas y el tercero, si tomamos en cuentra a Rubén Amaro que fue coach en la primera almohadilla de los Phillies.

”Estoy muy contento por la oportunidad que me dio la organización de Arizona de estar con el primer equipo. Han sido varios años en los que he estado en ligas menores desarrollando talento y lo siento como un premio a mi esfuerzo”, declaró a EL UNIVERSAL el mexicalense.

En noviembre pasado Perezchica recibió el ascenso, tras 12 años de permanecer en la organización como instructor de fildeo y coach en ligas menores. El manager Torey Lovullo, quien llegó este año, palomeó la decisión.

“Torey [Lovullo]es una tremenda persona, está al tanto de cada uno de los que trabajan en el equipo de Arizona. El tiempo que llevamos me pidió que continuara trabajando con el talento joven que tenemos dentro del cuadro”, dijo Perezchica.

Enfocado en lo que le pidió Lovullo, el coach mexicano trabajó durante los campos primaverales con Brandon Drury, quien hizo la transición de la tercera a la segunda base bajo la supervisión de Perezchica.

Drury apareció en 62 juegos en el jardín izquierdo como novato el año pasado, 32 en la derecha, 29 en tercera, 16 en segunda, por lo que está contento con la forma en que Perezchica lo pulió.

“Para mí es un orgullo seguir representando a México como coach. Estoy en el nivel más alto de beisbol y quiero seguir aportando para constuir un equipo que se vuelva ganador en un futuro muy cercano”

Perezchica jugó en las Mayores entre 1988 y 1992 para Giants de San Francisco e Indians de Cleveland. Caracterizado por su guante sumó 69 juegos en los que bateó .228 sin jonrones y cinco impulsadas.

El mexicano quiere ayudar a los D-backs para alcanzar su primera temporada ganadora desde 2011.

“Tenemos suficiente talento para dejar de ser un equipo en reconstrucción y volvernos protagonistas, no sólo de nuestra división, sino de Grandes Ligas para volver a pelear a Playoffs”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS