Para saciar hambre y sed en el WGC hay que ir “forrados”

Tres tacos al pastor, 150 pesos, un sándwich, 170 y una cerveza 70
Pese a los altos precios en el Club Chapultepec, el ambiente es de lo mejor para los amantes del golf (RAMÓN TREVIÑO. EL UNIVERSAL)
05/03/2017
01:43
Ramón Treviño
-A +A

Los precios de bebidas y comidas se elevan al igual que la pelota de golf en el México Championships.

El negocio de servicios se aprovecha mientras el público ve a la élite mundial de este deporte.

La gente quiere seguir de cerca a sus ídolos, como Rory McIlroy, Phil Mickelson y Jordan Spieth.

Seguirles el paso requiere de una caminata de centenares de metros y uno llega a deshidratarse.

Para comprar una botella de agua natural, uno se ve obligado a desembolsar 50 pesos; si se antoja un refresco son 60 y una malteada 100.

Al mediodía, un tentenpié llega a costar entre 40 y 70 pesos. También, se venden paquetes de botanas, compuestos de bizcochos de almendras, entre 110 y 210 pesos. “Todo está muy caro”, expresó Gustavo Morante, quien asistió al Club Chapultepec para presenciar a Mickelson.

“Gasté más que en la Fórmula 1”. Dentro del Club Chapultepec, se instalaron puestos de comida, repartidos para el antojo del público de cualquier edad.

Una hamburguesa con queso tiene un valor de 185 pesos. La orden de papas fritas se vende aparte a 90.

Tres tacos al pastor, uno de los platillos más tradicionales de la Ciudad de México, son comprados a 150 pesos. Un sándwich vale 170 y, si una persona se encuentra a dieta, tendrá que pagar 200 por una ensalada.

Con el paso de las horas, los adultos comienzan a consumir algunas bebidas con alcohol. Por un whisky se tiene que pagar 350 pesos. Uno doble, 700.

La bebida tradicional mexicana, el tequila, está entre los 200 y 400, al igual que un ron. La cerveza sencilla cuesta 70.

“Que los precios estén muy altos te puede limitar porque también ya hubo un gasto en boletaje y estacionamiento o si vienes con familia”, comentó Morante, de 23 años.

El sol ha pegado mucho en los primeros tres días del certamen. Disfrutar de un certamen que brinda a los mejores golfistas del orbe lleva a gastar más de lo esperado. “Pero esto no afectará al torneo. A la gente no le queda de otra que consumir lo que venden aquí. Pero pagar 140 pesos por una cerveza y unas papitas es considerado una exageración.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS