El “Chico Malo” avanza

Nick Kyrgios derrota a Donald Young 6-2 y 6-4 en apenas 72 minutos
El tenista australiano muestra también en la cancha su irreverencia (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
02/03/2017
00:38
Acapulco.—
Adriana Díaz Reyes
-A +A

El “Bad Boy” del circuito ATP ya está en los cuartos de final del Abierto Mexicano de Tenis. Nick Kyrgios, el irreverente jugador australiano, derrotó ayer al estadounidense Donald Young en la segunda ronda y demostró así, que su polémica personalidad no afecta su desempeño en la cancha.

Nick no le dio opciones a su rival. A pesar del intenso calor que se sintió en la cancha dos del complejo, el jugador no tuvo problemas para imponerse con parciales de 6-2 y 6-4 en apenas 72 minutos.

“La cancha en la que jugué fue un poco más lenta, pero me sentí cómodo con mi juego”, dijo Kyrgios.

El tenista de 21 años de edad es osado y desafiante. Debido a su carácter explosivo ha protagonizado múltiples problemas con otros jugadores y jueces, quienes se quejan de sus actitudes en la cancha y comentarios fuera de lugar.

Ayer no fue la excepción. Durante su partido ante Young, el australiano reclamó en un par de ocasiones al juez de silla cuando, desde su punto de vista, sus tiros no salieron.

“No es posible, no es posible”, repetía Kyrgios en tono molesto.

El último incidente que protagonizó el jugador fue durante un partido con el israelí Dudi Sela. El sembrado seis del Abierto Mexicano supuestamente gritó a los fans de su rival “Shut de fuck up” además de mostrarse burlón al final del partido.

Su más polémica actitud sucedió cuando le gritó a Stanislas Wawrinka “Kokkinakis se ha acostado con tu novia, lo siento, colega”.

Pero Nick no sólo da espectáculo con sus palabras; también lo hace en la cancha con su poderoso saque que ayer dejó sin oportunidad a Young. No en vano ocupa el sitio 17 del ranking mundial y tiene en su vitrina un título del Abierto de Australia.

“He tenido años muy buenos y espero seguir jugando agresivo para mejorar mi nivel”, expresó.

Nick es considerado por muchos como el sucesor de su compatriota Lleyton Hewitt. Y él se toma el alago muy en serio.

“Definitivamente tengo muy buen récord con los Top Ten, así que vamos a ver qué pasa en los siguientes torneos”.

Ayer, el australiano se mostró cordial con el público anfitrión al firmar algunas pelotas tras su victoria.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS