Borrará atletismo europeo registros sospechosos

Un grupo de expertos quiere darle credibilidad otra vez a los récords
El récord mundial de la alemana Marita Koch, de 1985, genera dudas (IAAF)
09/02/2017
00:35
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid.—
-A +A

[email protected]

La Federación Europea de Atletismo (EAA) creó una comisión que decidirá qué plusmarcas continentales no son creíbles y las borrará de su historia.

El último gran escándalo deportivo, el informe el año pasado de la Agencia Mundial Antidopaje sobre el dopaje de Estado en Rusia, decidió a la EAA a crear un grupo de siete expertos para limpiar sus marcas sospechosas. El irlandés Pierce O’Callaghan liderará este equipo que incluye técnicos, periodistas y estadísticos, y que deberá emitir sus conclusiones en septiembre.

Según el diario español El País, de los 43 récords europeos en pruebas olímpicas de atletismo (22 masculinos y 21 femeninos), solo 13 cumplen con los requisitos “para que con buena voluntad se les pueda considerar registros creíbles”.

Svein Arne Hansen , el presidente de la EAA, se ha mostrado tajante con la necesidad de recuperar la credibilidad para los récords.

El gran símbolo de los registros inaccesibles es el de la alemana oriental Marita Koch, que corrió los 400m en 1985 en 47.6 segundos. Nadie se ha acercado a menos de un segundo y medio de esa marca en 32 años.

Numerosos deportistas, especialmente de la extinta República Democrática de Alemania, han pedido a lo largo de los años que se eliminen sus récords porque fueron fruto del dopaje. Otros, como Koch, se niegan a hablar del tema.

En los años 80, la época a la que corresponde la mayoría de estos récords, ya existían pruebas que servían detectar anabolizantes. Pero la falta de controles fuera de competencia permitía a los atletas programar la eliminación de los residuos y llegar limpios a los campeonatos.

Para evitar este tipo de astucias, la EAA planea también conservar las pruebas de orina durante 10 años. Así podrá volver a analizarlas con nuevas tecnologías de control que se desarrollen con los años. La medida responde a la evidencia de que 14 de los 30 récords sospechososse lograron con posterioridad al año 2000. Algunos de ellos son tan mediáticos como el de la pertiguista Yelena Isinbayeva (5.06m en 2009).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS