Muguruza vence a Cirstea y se instala en cuartos de final

La española enfrentará a la estadounidense Coco Vandeweghe en el Abierto de Australia
EFE
22/01/2017
10:09
DPA
Melbourne, Australia
-A +A

La española Garbiñe Muguruza consiguió hoy de algún modo una doble victoria: aceleró el paso para superar los octavos de final del Abierto de tenis de Australia y se libró de medirse a la número uno del mundo en cuartos.
 
La campeona de Roland Garros 2016 superó a la rumana Sorana Cirstea por 6-2 y 6-3, su victoria más holgada del torneo, y el martes se enfrentará en busca de un billete a semifinales con Coco Vandeweghe. La estadounidense dio el golpe y eliminó por 6-2 y 6-3 a la alemana Angelique Kerber, defensora del título y líder del ranking mundial.
 
"Contra Coco he jugado dos veces y vamos 1-1. Es una jugadora complicada, tiene mucha fuerza y es muy completa de golpes. Puede jugar muy bien", dijo Muguruza, séptima preclasificada, en la única pregunta de la rueda de prensa sobre Vandeweghe.
 
La española de origen venezolano había ganado su encuentro y tenía que esperar al último partido de la jornada para conocer el nombre de su rival en cuartos. Lo que nadie esperaba es que fuera la norteamericana.

Artículo

Kerber, defensora del título, fuera del Australian Open

La alemana cayó en octavos ante la estadounidense Coco Vandeweghe, número 35 del ranking
Kerber, defensora del título, fuera del Australian OpenKerber, defensora del título, fuera del Australian Open

Por eso, muchas de las preguntas que le hicieron a Muguruza fueron por Kerber, por cómo enfrentarse a la número uno del mundo, a la defensora del título. En vez de ello tendrá delante a la 35 del ranking y que nunca superó los cuartos de un Grand Slam.
 
"En la primera semana de torneo una está muy nerviosa porque son partidos... no diría trampa, pero sí ante gente que no conoces del todo, que juegas tenso, que te duele aquí, que te duele allá. Ahora ya te tocan jugadoras que todos conocemos y son partidos que son batallas", anticipó Muguruza sin saber todavía que se mediría a Vandeweghe.
 
"Empieza la parte en la que hay que ahorrar toda la energía que puedas y lo que te quede darlo en la pista", añadió la española de 23 años.
 
Su triunfo sobre Cirstea, en una hora y cinco minutos, fue el más cómodo de Muguruza hasta el momento en el primer Grand Slam de la temporada, donde nunca había alcanzado la ronda de las ocho mejores.
 
"Llegar aquí a cuartos es muy importante después de haberme quedado a las puertas años anteriores", señaló la española tras un duelo que dominó a placer desde el minuto uno.

Muguruza apenas cometió nueve errores no forzados en todo el partido y ganó 34 de los 41 puntos que jugó con su saque. Concedió a su rival tres oportunidades de break, pero las salvó todas. La española demostró una confianza desbordante.
 
"No estoy pensando en si estoy jugando el mejor tenis de mi carrera. Creo que estoy jugando muy bien algunos partidos pero no me sirve comparar", indicó al ser preguntada por el nivel que exhibió.
 
La jugadora que alcanzó en Wimbledon 2015 su primera final de Grand Slam tuvo el partido ante Cirstea de cara desde el principio. La española rompió a la rumana, 78 del ranking, en el tercer juego del partido y se sentó en el primer descanso con un break en el bolsillo.
 
La favorita del partido abrumó entonces a la rumana, que vio cómo la española sumaba 12 puntos consecutivos y 21 de 23 posibles para colocarse después con 5-1 arriba. Un globo perfectamente ejecutado puso fin al primer set en apenas 25 minutos.
 
El segundo parcial arrancó como el primero y Muguruza quebró para colocarse 2-1 y saque. Logró una rotura más, la que le dio el partido en la cancha Margaret Court y la colocó en cuartos, a un paso de las semifinales, a dos de pelear por el título en la final. Y sin Kerber en el horizonte.
 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS