Vivió días de terror psicológico

01/08/2015
02:41
-A +A

La sonrisa en su rostro era fingida cuando en la conversación con sus compañeros salía a relucir el tema de la próxima novatada. El ‘orgullo’ que se supone tendría que sentir por formar parte de una de las tradiciones del equipo de Pumas CU, en él ni siquiera nació.

En su lugar aparecieron la ansiedad y el miedo para apoderarse de su vida en los días previos al rito de iniciación del equipo de futbol americano de la Universidad Nacional. Al punto, que respiraba pavor y exhalaba enojo con violencia hacia su círculo más cercano, porque con el resto del conjunto azul y oro simulaba ser un Puma más.

Con la condición del anonimato, un jugador del actual roster de Pumas de Liga Mayor reveló que él forma parte de las personas que “no lo volvería a hacer”, al referirse a la novatada.

“Yo tenía mucha desesperación, no sabía si quería que los días se detuvieran o se pasaran volando hasta después de la novatada. Sabía lo que me iban a poner a hacer, pero me atormentaba no saber cómo iba reaccionar, era como una tortura mental el solo hecho de pensarlo”.

El silencio acompañó su experiencia crítica, pocas personas saben lo que experimentó en esa semana previa, ninguno de ellos forma parte de la organización universitaria.

“Siento que si le contaba a alguien del equipo lo que viví me iba a poner en un sitio de vulnerabilidad. Estoy seguro que no soy el único en sentir todo ese miedo que me hizo ser violento y mostrar enojo hacia las personas que me rodean. Hasta cierto punto me creí cobarde por sentir tanto miedo”.

La frase “el dolor es temporal, la gloria es para siempre”, no encaja con lo que este deportista cree que debe ser una novatada.

“A mí me da orgullo jugar para Pumas, defiendo los colores de la UNAM y no me importa sufrir en los entrenamientos, pero la novatada va más allá del campo de juego y yo no estoy de acuerdo, no hay ningún orgullo para mí, pero si no lo hacía[novatada] me quedaba sin cumplir mi sueño de vestirme de Puma”.

Desde el punto de vista psicológico, lo que vivió el jugador de CU responde a un miedo extremo a lo desconocida que puede resultar una situación, así lo explicó Octavio Rivas, psicólogo especializado en deportes.

“No todas las personas manejan una situación de la misma forma, pero de acuerdo con la personalidad puedes tolerar mejor el castigo o la burla o puedes crearte mentalmente un verdadero infierno. Para que el miedo no te aniquile lo transformas en rabia, pero en rabia discriminada, ya no sabes ni contra quién estás enojado, porque si te dejas ir con el miedo, el miedo hasta te puede matar”, detalló Rivas, quien fue psicólogo de la Selección Mexicana de Futbol.

Respecto a las novatadas, Octavio Rivas apuntó que pueden ser el pretexto perfecto para que los individuos con temperamento violento.

“Las novatadas son un rito de iniciación, la bronca es ver cómo la ejecutan , ya que hay quienes respetan la dignidad humana, en cambio hay otros que por su propio temperamento aprovechan la situación y abusan, descargando en ese acto parte de su personalidad violenta”, explicó Rivas, quien trabajó 32 años en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ariel Velázquez

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS