"Coco" Nogales enfrentó la ola de su vida en Teahupo’o

El mexicano cuenta su experiencia al surfear una ola gigante durante el más reciente swell en Tahití
Cortesía
01/08/2015
11:56
Ciudad de México
-A +A

El surfista mexicano Carlos Nogales salió airoso y con una nueva experiencia tras desafiar una ola gigante  en Teahupo'o , en Tahití, situación nada fácil por tratarse de uno de los cinco santuarios del surf en el mundo.

"Es uno de los top 5 lugares del mundo en el surf, es un lugar único, aquí suelen estar las olas más peligrosas porque la ola revienta en la plataforma de un reef de un metro de profundidad y eso provoca que la ola venga con mucha fuerza. Es un lugar tan respetado con olas que van desde 20 a 40 pies, entonces es un monstruo donde puedes encontrar el mejor ride de tu vida, te puede ir de maravilla o te puede pasar lo peor. Y definitivamente este fue un swell grande, importante, un XXL. Sabíamos que iban a haber olas gigantes y que todos los ojos del surf iban a estar en este swell (oleaje)", dijo el mexicano en una entrevista publicada por Red Bull.

De igual modo, el atleta extremo explicó que el entrenamiento de un surfista se trata de un equilibrio físico y mental, importantes para librar peligrosas olas.

"He venido tratando de llevar un ritmo de preparación tanto físico como mental. La verdad me sentía preparado gracias a mis ejercicios y entrenamientos, en casa haciendo cardio, yendo a remar y corriendo mucho. El viaje ocurrió de un momento a otro, cuando me enteré que venía el swell ya no tenía mucho tiempo para ir a Teahupo‘o, y sabía que tenía que llegar una noche antes. Viajar así no es algo muy recomendable para un swell tan grande y tan peligroso, pero yo sabía que era mi oportunidad, o iba o me lo perdía, entonces me la rifé y me fui llegando a última hora. Pero el ritmo de preparación me vino bien, y fue algo que me ayudó mucho para aguantar ese último revolcón que me dio la ola, de hecho en ese momento pensé: 'Sin esta condición física tan buena seguramente otra cosa hubiera pasado'".
 
"Hay lugares en el mundo que no siempre tienen olas gigantes pero Teahupo’o es conocido por ser uno de los lugares más peligrosos del mundo, surfistas de alto nivel van y le tienen mucho respeto. Esa ola que tomé es una de las más tenebrosas y temidas a nivel mundial cuando está gigante, porque uno sabe que si te caes todo puede pasar, pones tu vida al borde. Ahí han pasado tragedias y accidentes y algunos surfistas han perdido la vida. El lugar es increíble pero al mismo tiempo es respetado. Solamente los surfistas de alto rango con mucha decisión lo hacen, pero siempre fue mi sueño. Veía a surfistas agarrar olas gigantes y deseaba hacerlo. Se requiere de valor y decisión mental, no es ir a surfear cualquier ola, pero si terminas tu ola y no te pasó nada la recompensa es gloriosa porque no cualquiera se avienta a hacerlo".

Respecto a su experiencia en Tahití, "Coco" indicó que sus expectativas fueron cumplidas, pese a momentos críticos sobre el agua.  

"Si era lo que se esperaba, incluso la última vez que hubo un swell gigante ahí fue hace cuatro años aproximadamente y nos reportaron que este swell tuvo casi el mismo tamaño de aquella vez. Por la mañana marcó un tamaño grande, ya había buenas olas, y con más salida. Después de las 3 de la tarde creció más, de hecho, hubo un momento que pensé que no me iba a meter. El mar se volvió más gigante y eso provoca que sea muy difícil de salir de ola. Recuerdo que un amigo me empujó mentalmente a hacerlo, fueron 4 olas seguidas esa tarde y la mía fue una de las más grandes. La altura es muy difícil de medir y la ola no tiene mucha espalda, pero está entre los 40 y 60 pies aproximadamente.
 
"Tomar la decisión de irme en la ola. Fue antes de agarrar la ola, porque cuando finalmente fuimos a posicionarnos, estaba un poco indeciso ya que las olas no tenían mucha salida, me refiero a las grandes, las gigantes. Pero mi amigo me empujó bastante mentalmente, la verdad entré en un momento de miedo, de inseguridad, pero él me dijo: “Coco tu viniste hasta acá por esto“. Entonces cambié el chip y una vez que me decidí, era yo y la ola. Una vez que entras en la ola ya no hay tiempo de pensar, en ese momento estas tratando sortear la ola lo mejor posible, de no caerte y terminarla. Cuando la ola me alcanzó y dobló salí volando, al caer de pecho el agua me sacó el aire. Con el revolcón esperaba lo peor, pero salí de la ola y tuve un par de segundos para tomar aire. Intentaba salir a la superficie pero no podía, luchaba pero el movimiento era tan fuerte que me jalaba, pero afortunadamente logré llegar a la superficie", narró Nogales, quien no duda en intentar de nuevo.
 

"La adrenalina y el miedo es parte de esto. Y hasta que no esté ahí no sabré si me subiré a la ola, porque esas cosas se sienten en el momento. Pero seguro que quiero intentarlo de nuevo.  Seguir cazando el próximo swell, ola gigantes y rompiendo récords. Estoy atento a lo que sucede en el Pacífico sur, me voy a California en invierno durante seis meses, y tratar de surfear y agarrar olas grandes".

“Coco“ Nogales
Fecha de Nacimiento:          25 de abril de 1976
Lugar de Nacimiento:           Aguascalientes, México
Disciplina:                             Surf de ola grande
Talento Especial:                  Tubos y olas grandes
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS