Gutiérrez aprovecha experiencia en Ferrari

El mexicano aprende de los pilotos Vettel y Raikkonen
Sebastian Vettel y Kimmi Raikkonen son los “maestros” que sigue ‘Guti’ (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/07/2015
02:44
-A +A

Dejar atrás un asiento titular en un equipo pequeño para ser el tercer piloto de una escudería poderosa como Ferrari fue una apuesta calculada, pero está pagando dividendos, afirmó el mexicano Esteban Gutiérrez.

Gutiérrez, quien pasó dos temporadas en la máxima categoría con la escudería suiza Sauber, en la que corrió 38 competencias, llegó al equipo italiano este año para ser el piloto de pruebas, detrás de los ex campeones del mundo, el alemán Sebastian Vettel y del finlandés Kimi Raikkonen.

“Estar detrás de dos campeones ha sido benéfico, porque te da una perspectiva diferente. Yo ya sé lo que es estar detrás de un asiento y ahora ver cómo trabajan otros ha sido de gran ayuda para mí”, dijo Gutiérrez.

Gutiérrez, quien es uno de seis pilotos mexicanos en haber corrido en la Fórmula Uno a lo largo de la historia, dijo que estar como reserva, luego de haber tenido un asiento propio, no es dar un paso atrás.

“Significaría mucho tener mi propio asiento, ahora estoy como tercero, pero es con un propósito y una visión, es obvio que tomé un riesgo al bajarme del asiento que tenía, porque no es fácil llegar y tampoco lo será volver”, afirmó el originario de Monterrey.

“Pero creo en un proyecto en el que estoy, las cosas han ido bien con Ferrari y yo he tratado de sacar lo mejor. Estar aquí me ha abierto oportunidades que podría aprovechar la próxima temporada”, agregó.

Gutiérrez ha tenido dos oportunidades de probar el Ferrari SF15-7 y en ambas ha dejado constancia que le ha servido aprender detrás de Vettel y Raikkonen. En junio pasado, en Austria, hizo el segundo mejor tiempo en las jornadas de pruebas detrás solamente del alemán Nico Rosberg.

Gutiérrez no pierde la esperanza de poder regresar a conducir en una carrera de Fórmula Uno esta misma temporada. La oportunidad soñada para él sería correr en el Autódromo Hermanos Rodríguez, cuando la máxima categoría regrese a México por primera vez, desde 1992.

“Me encantaría estar y Ferrari quiere darme la oportunidad. Sería algo especial, pero depende de muchas cosas, como me lo dijo Mauricio Arrivabene (director deportivo de Ferrari). Va a depender de cómo van las cosas a esa altura del campeonato”, agregó.

El regreso de la Fórmula Uno a México es uno de los eventos deportivos más importantes para el país. Muchos analistas consideran que la expectación es similar a lo que se vivió previo al Mundial de México 1986.

“Se tiene que ver en realidad qué pasa, a mí me gusta ser cuidadoso con las estimaciones, se oye y parece que será masivo y un éxito, si todo es como se habla de él, va a ser impresionante”, añadió. AP

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS