Johnson se lleva el ‘British’

El estadounidense gana un Playoff y conquista el segundo Major de su carrera
Zach Johnson sostiene el trofeo Claret Jug, en el Old Course, St. Andrew. (PETER MORRISON. AP)
21/07/2015
00:51
Agencias
-A +A

ST ANDREWS, Escocia .— Zach Johnson ganó su segundo torneo grande ayer al conquistar el Abierto Británico tras superar a Louis Oosthuizen y Marc Leishman en un desempate que se prolongó a cuatro hoyos.

Johnson superó a Oosthuizen por un golpe luego de que el sudafricano no embocó un intento de birdie de cuatro metros, mientras que Leishman quedó a tres golpes.

El estadounidense Johnson había ganado el Masters de 2007.

“Estoy muy honrado por lo que tengo aquí y por los nombres que están grabados en esta pieza de metal. Es muy especial”, dijo Johnson. “Estoy emocionado, honrado, es surrealista”.

“Trato de tomármelo muy en serio, pero me doy cuenta de que es simplemente un juego”, agregó el estadounidense de 39 años, que ya conquistó el Masters de 2007.

“Simplemente soy un chico de Iowa que fue bendecido con un talento, y este juego me da una gran oportunidad", añadió. “Si tu mentalidad lo mira de ese modo, es una manera de quitar presión. No quiero hacer de esto algo más grande de lo que debería ser”.

Es la segunda vez seguida que Oosthuizen termina segundo en un torneo grande. En el US Open del mes pasado había quedado a un golpe del vencedor, Jordan Spieth.

“Esto no me va a definir a mí o a mi carrera. Al menos espero que no lo haga”, agregó el golfista. No es mi legado. Por supuesto, como atleta profesional y como golfista voy a disfrutar de esto. Voy a saborearlo, pero mi legado deberían ser mis hijos, mi familia, ese tipo de cosas”.

El estadounidense es una persona muy religiosa y reveló que estaba recitando el salmo 24:17 mientras esperaba al putt de Oosthuizen en el cuarto hoyo de desempate. El tiro del sudafricano se fue ligeramente a la izquierda y Johnson ganó el título.

El estadounidense relató lo que se dijo a sí mismo: “Sé paciente, espera al Señor. Sé valiente. Sí, sé paciente y espera al Señor. Son pequeñas cosas que ayudan a lo largo del camino”.

Spieth, ganador del Open y del Masters, vio esfumarse la posibilidad de conquistar su tercer major seguido al quedarse corto por un golpe. No pudo embocar un birdie en el 18 y finalizó a un golpe del trío de punta.

El estadounidense estaba en carrera, pero sufrió un bogey en el hoyo 17.

De haber ganado el Abierto Británico, Spieth hubiera igualado algo que solo Ben Hogan ha hecho hasta ahora: conquistar los primeros tres majors del año.

Pero completó la cuarta ronda en 69 y quedó a un golpe del trío de punta.

Johnson se secó las lágrimas antes de abrazar a su esposa y recibir el trofeo y un premio de 1.79 millones de dólares. Uno de los primeros en felicitarlo fue su compatriota Spieth.

Spieth, de 21 años de edad y que buscaba convertirse en el primer jugador desde Ben Hogan en 1953 que gana los tres primeros “majors” del año, terminó con un total de 69 golpes, tres bajo par de campo, para un total de 274, 14 por bajo el par y sin la gloria.

Mantente al día con el boletín de El Universal