Baño áureo en TKD de Navarro

El joven obtiene la presea en la división de -58 kg, que no se conseguía desde 1999
El taekwondoín Carlos Navarro celebró con el lábaro patrio y un sombrero char ro.
20/07/2015
01:54
Adriana Díaz / Enviada
-A +A

Toronto.— Comenzó el camino de redención para el taekwondo mexicano en Juegos Panamericanos. Luego de un sonoro fracaso en la edición anterior en Guadalajara, donde apenas se consiguió un oro, la disciplina sumó ayer un metal áureo y una plata en apenas el primer día de competencia.

Carlos Navarro, jovencito de 18 años de edad, logró el metal dorado número 13 para el país en tierras canadienses; el primero en la división de menos de 58 kilogramos desde que Óscar Salazar se impuso en Winnipeg 1999.

“No puedo creerlo, ni en mis mejores sueños me imaginé que tendría este resultado, estoy feliz como nunca en mi vida”, dijo un emocionado Navarro.

El triunfo del seleccionado no fue sencillo. Tras empatar a siete puntos ante el dominicano Luisito Pie, el combate se fue a punto de oro en el Centro Deportivo Mississauga.

La presión no mermó el ánimo del mexicano, a quien le bastaron 30 segundos para conectar un puño que lo catapultó al título continental.

Con su oro, el taekwondoín terminó además con una sequía de metales dorados en la rama varonil, pues los tricolores no subían a lo más alto del podio desde que Víctor Estrada lo hiciera en Santo Domingo 2003.

“Le puse corazón, alma y decisión. Fue un combate muy complicado pero valió la pena. Ha valido mi esfuerzo, el pegarle al peto cientos de veces todos los días”, agregó.

En su primer combate, Carlos (-58kg), enfrentó a Harold Avella de Colombia a quien eliminó con contundente 20-1. En semifinales enfrentó un poco más de problemas para dejar en el camino al brasileño Venilton Torres, pero finalmente se impuso por 11-9.

Plata para Itzel. La taekwondoín Itzel Manjarrez logró una plata más para la delegación mexicana al caer ante la cubana Yania Aguirre por 10-9 en la categoría de menos de 49 kilogramos.

En el último segundo, la sinaloense recibió una patada en la cabeza que le arrebató el oro.

“No me favoreció el jueceo, esa patada me la dio en el cuello, aun así me voy feliz”, dijo.

Itzel venció en cuartos de final a Candelaria Martes de República Dominicana (10-3) y posteriormente a la anfitriona Yvette Yong por 23-14, en emotivo combate.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS