Caín sucumbe ante castigo de Werdum

Fuera de forma, es sometido por Fabricio, quien obtiene el título completo absoluto UFC
Velásquez (der.) se rindió por sumisión con una guillotina del brasileño. FOTO: Germán Espinosa / EL UNIVERSAL
14/06/2015
02:45
Ariel Velázquez
-A +A

[email protected]

Fabricio Werdum (20-5-1) nunca mintió. El brasileño dio la "pelea de su vida" y derrotó por sumisión en el tercer round a Caín Velásquez (13-2) para consagrarse campeón absoluto de los pesos completos, con una guillotina, y con ello silenciar el mariachi y la fiesta mexicana que significó UFC 188.

Apenas arrancó el pleito, el estadounidense de ascendencia mexicana salió en búsqueda de Werdum, con su puño derecho logró estallarle un par de golpes que encendieron a la afición que no dejó de corear "¡Caín, Caín...!". Hasta que el réferi dio por terminada la pelea, a los dos minutos de ese tercer capítulo que quedará marcado en la memoria del público mexicano como un episodio negro.

En ese tercer asalto Velásquez fue a derribar a Werdum, y en la lona el sudamericano aplicó una guillotina de la cual su rival ya no pudo zafarse. Ante la incredulidad de los presentes, Caín agitó su mano. Se rindió.

El intercambio de golpes fue continuo a lo largo del pleito entre los dos gladiadores. Velásquez empezó a sangrar del ojo izquierdo en el round uno; sin embargo, eso no detuvo el andar del toro que siguió arremetiendo con su fortaleza. Luego sangró del derecho.

"Mis respetos para Caín, ahora yo soy el campeón, realicé una preparación de 35 días en México y aquí están los resultados. Seguramente habrá una revancha. Tuve una buena estrategia", comentó el brasileño.

Par de patadas a la espinilla por parte del mexicano fue como empezó el segundo capítulo de ‘Sólo puede haber uno'. A partir de los tres minutos finales del round, Fabricio empezó a dominar el combate con golpes de jab que entraban sin escalas al rostro del ‘Brown Pride', que lució lastimado y agotado por recibir tanto castigo.

El tercer rollo fue la sepultura del ahora ex campeón que espera por una oportunidad de revancha.

La Arena de la Ciudad de México se rindió ante Caín, quien con las luces apagadas comenzó su andar hacia el octágono con la canción de ‘Los Mandados' de Vicente Fernández, única celebración que tuvieron los presentes.

Gana Álvarez. En la pelea preestelar, Eddie Álvarez derrotó por decisión dividida a Gilbert Meléndez en un combate que quedó a deber, tomando en cuenta las expectativas que el choque tuvo desde hace varios años cuando los dos eran campeones de empresas diferentes.
Álvarez se sobrepuso a una cortada en el ojo izquierdo que lo dejó sin visibilidad desde el round uno. Meléndez golpeó a Eddie con el codo, pero supo reaccionar con su jab de izquierda.

Aunque el favorito en las apuestas era el ‘Niño' Meléndez por dos a uno, Eddie salió con el puño arriba en esta UFC 188 en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS