Con Herrera, demasiada expectativa, poca afición

Pese a sufrir el descalabro, el timonel amarillo tiene la ilusión muy viva por repuntar
Miguel no pudo descifrar la estrategia del cuadro albiazul. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
23/07/2017
00:31
Sebastián García Méndez
-A +A

[email protected]

El 15 de diciembre de 2013, Miguel Herrera dejaba al América con el trago amargo de haber perdido la final ante León, en el Estadio Azteca. La ilusión del bicampeonato se esfumó.

Sin embargo, lo hecho con las Águilas desde su llegada (Clausura 2012) dejaba abierta la posibilidad de que algún día regresara a Coapa. El Piojo se fue para incorporarse con la Selección Mexicana. No por resultados.

“Algún día voy a volver al América”, declaró. Mil 314 días después cumplió su palabra.

La entrada en el Coloso de Santa Úrsula no fue la que se esperaba para presenciar el regreso del polémico estratega. Mucha expectativa, poca afición.

Miguel está de vuelta. El técnico pródigo del americanismo, aquel que hace fuerte a un pueblo que reclama grandeza.

Eso sí, los efusivos festejos del Piojo tendrán que esperar. El América cayó en su debut del Apertura 2017, pero la ilusión está muy viva.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS