Se encuentra usted aquí

Monumental

La artillería del Real Madrid, liderada por CR7, quien contribuyó con un doblete, hace añicos a la Juventus, cuya defensa solamente había recibido tres goles a lo largo del torneo europeo
Cristiano Ronaldo manda en el futbol europeo (DARREN STAPLES. AP)
04/06/2017
00:32
Cardiff.
-A +A

Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane decretaron oficialmente una nueva era de supremacía por parte del Real Madrid.

El astro portugués marcó dos veces y los Merengues vapulearon (4-1) a la Juventus, para sumar su tercera corona europea en los más recientes cuatro años y convertirse en el primer conjunto que repite el título desde que la Champions League se juega bajo su nombre y formato actuales.

Fue una actuación redonda del artillero y el resto de un plantel que exhibió temple ante cualquier circunstancia, incluso cuando Mario Mandzukic respondió al gol inicial de Cristiano en el primer tiempo, con un extraordinario tanto de volea de espalda al arco. Casemiro, Ronaldo y Marco Asensio inclinaron la balanza en el segundo tiempo.

El Madrid sumó su duodécimo título de Europa, cinco más que su más cercano perseguidor, el Milan. Ese club italiano fue el último que repitió como campeón en 1988-89 y 1989-90, en la encarnación anterior del torneo. El conjunto dirigido por Zidane también completó su primer doblete (Liga y Europa) en 59 años.

La Juventus perdió su segunda final en las tres últimas temporadas, y séptima total.

La formidable defensa de la Vecchia Signora, encabezada por su veterano portero Gianluigi Buffon, había permitido apenas tres goles en todos sus partidos en esta edición de la Champions, y no había encajado más de tres en algún encuentro en todas las competencias de esta temporada. El Real Madrid hizo añicos esa solidez gracias a un CR7 que exhibió un implacable olfato goleador.

El lusitano ganó su cuarto título de la Champions, luego de coronarse en 2008 con el Manchester United, y además es el primer futbolista que marca en tres finales distintas.

El delantero, quien terminó como máximo goleador del torneo con 12 tantos, abrió la cuenta al 20’ en un fulminante contragolpe. Dani Carvajal desbordó por la banda derecha y mandó un centro al corazón del área, donde Cristiano definió de primera con un tiro rasante que se desvió levemente en el defensor Andrea Barzagli y dejó descolocado a Buffon.

Mandzukic igualó siete minutos después, cuando detuvo un balón con el pecho y lo remató en el aire de espalda al arco, pero el conjunto que ayer jugó con el uniforme morado respondió con su contundencia habitual después del entretiempo: Casemiro inclinó la balanza (61’) con un cañonazo desde fuera del área, que se desvió en el exjugador madridista Sami Khedira. Ronaldo hizo su segundo (64’) al empujar a quemarropa un centro de Luka Modric, y Asensio sentenció (90’).

La Juve jugó los 10 últimos minutos con un hombre menos por la expulsión de Juan Guillermo Cuadrado, quien no llevaba ni 20 minutos en la cancha. Colofón a una triste noche.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS