Chile alcanza un brillante debut

El campeón de América vence a Camerún , entre la polémica del uso del videoarbitraje y es líder del G-B
Eduardo Vargas (11), quien juega con los Tigres, selló la victoria andina (GRIGORY DUKOR. REUTERS)
19/06/2017
00:32
Agencias
Moscú.
-A +A

Chile venció ayer por 2-0 a Camerún en su debut en la Copa Confederaciones de Rusia, en un partido marcado por decisiones clave del videoarbitraje (VAR).

Arturo Vidal anotó de cabeza el primer gol chileno en el minuto 81, mientras que Eduardo Vargas, de los Tigres mexicanos, a quien habían anulado un tanto en el primer tiempo, logró el segundo en el descuento, después de que la jugada fuera revisada por el video.

Ocasiones no faltaron para abrir el marcador en la primera mitad. De hecho, ambos equipos perforaron el arco rival, pero ninguno de los dos tantos contó. En ambos casos hubo protestas, incluso después de usarse el videoarbitraje.

Así, Chile celebró el supuesto primer gol durante casi un minuto, convencido de que la combinación entre Aránguiz, Vidal y Vargas en el tiempo de descuento de la primera etapa le había dado el 1-0.

Pero el gol de Vargas fue anulado por fuera de lugar desde la cabina de televisión, lo que no impidió a los chilenos, con un calentísimo Vidal a la cabeza, protestar la decisión: habían visto la repetición en las pantallas gigantes del estadio Spartak y no estaban de acuerdo.

También se quejaron los cameruneses de que el esloveno Damir Skomina anulara el tanto de cabeza de Michael Ngadeu Ngadjui al señalar una dudosa falta previa sobre el volante Vidal.

El técnico Juan Antonio Pizzi dio entrada a Alexis Sánchez.

La estrella del Arsenal encontró la cabeza de Vidal con un preciso centro que la otra gran figura chilena remató tras un brinco portentoso. Esta vez sí, el festejo de los sudamericanos no lo estropeó nadie.

Ya en el tiempo de descuento, Vargas encontró el gol que el videoarbitraje le había negado en el primer tiempo, tras un letal contragolpe al equipo camerunés, que estaba volcado en ataque buscando el empate. Las gradas del estadio, con clara mayoría chilena, estallaron de alegría.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios