Una final con patrones acaudalados

Tanto Cemex como Omnilife respaldan a dos de las plantillas más cotizadas del futbol mexcano
Guadalajara y Tigres disputarán a partir del jueves el título de Liga del futbol mexicano, en una serie que promete grandes emociones (IMAGO7)
23/05/2017
00:35
Christian Mendoza
-A +A

[email protected]

Dos de las plantillas más sólidas del futbol mexicano harán valer, a partir de este jueves, su calidad en la gran final del Torneo Clausura 2017. Chivas contra Tigres, el tercero de la general frente al séptimo, pero que fuera del terreno de juego, su poderío se traduce en grandes chequeras. 

Mientras el conjunto tapatío camina de la mano de Grupo Omnilife, propiedad de Jorge Vergara, los regiomontanos lo hacen con el líder global en producción y venta de cemento, Cemex.

Bajo el cobijo de estas empresas, ¿cómo es que compiten los modelos de negocio de ambos equipos?

“Para empezar, la que patrocina a Tigres es una empresa muy importante, es Cemex, y cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“La otra, Omnilife y no cotiza (en BMV), es la primera diferencia. En el Guadajara es un propietario [Jorge Vergara], es una empresa muy grande y nacional, de tipo privado, en Cemex es de accionistas públicos de varias partes del mundo y que no es sólo propiedad de la familia Zambrano”, menciona Luis Carazo, experto en negocios deportivos.

Pese a que el Guadalajara representa, junto con las Águilas del América, la entidad más popular en México, en el plano empresarial dista de los norteños.

Comparativa. Actualmente, el valor de Cemex se estima en 231 mil millones de pesos (valor de capitalización y suma de sus acciones), mientras que la institución de los felinos se estima en 80.1 millones de dólares, según cifras del sitio especializado Transfermarket.

Por su parte, Grupo Omnilife tiene un valor cercano a los 8 mil 672 millones de pesos (valuación una vez ventas); el Guadalajara, con valor de 300.5 mdd es la franquicia más cara de la Liga MX.

“Cabe resaltar que las formas en que se manejan los clubes son importantes, Chivas se compone de puros mexicanos. Como Rodolfo Pizarro, el que más vale en el estimado del equipo (5.6 mdd), una mitad más que Alan Pulido, con todo y que jugó en Europa (Olympiacos griego).

“Tigres basa su crecimiento en inversiones y adquisición de jugadores de todo el mundo, incluyendo mexicanos, aunque tienen pocos jugadores de cantera, en ese sentido se orientan los del norte, sólo hay que ver a [André-Pierre] Gignac, de los más caros de México (7.8 mdd)”.

Aunque sólo puede existir uno que levante el trofeo de campeón el próximo domingo, en la final de vuelta en Guadalajara, las ganancias serán para ambos, sin embargo, los rojiblancos serán los que más grande abran las billeteras.

“Las ganancias de esta final que se pueden producir en términos superficiales, en el estadio por las dos entradas (tanto ida como vuelta) se podrían esperar de unos 6 millones de dólares entre el consumo en el estadio y la alta demanda de boletos y abonos”, explica Carazo.

“Por ejemplo, si gana el Rebaño será una ganacia brutal para la empresa que los viste (Puma), y se debe a que es el equipo más seguido. Si llega a campeonar Tigres, Adidas tendrá un incremento en sus ventas de playeras, pero no la misma que Chivas, en ese aspecto, los rojiblancos tienen más expectativas comerciales por su importancia a nivel nacional”, concluye (con información de Miguel Pallares).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS