Se encuentra usted aquí

Hace su muro en la frontera

América se tira atrás ante la fuerte presión de los Xoloitzcuint les, pero compromete estadía en el top ocho
Pocas oportunidades generaron las Águilas al frente, para llevarse una unidad de Tijuana (ALEJANDRO ZEPEDA. EFE)
08/04/2017
00:31
Redacción
Tijuana.—
-A +A

Al medio tiempo, unos galgos con la camiseta de América y Xoloitzcuintles saltaron al campo del estadio Caliente como parte de un espectáculo que entretuviera a los asistentes.

Fue el episodio más vibrante del partido, que terminó 0-0 y que le sobraron más de 90 minutos. Los emplumados pusieron su muro en pleno terreno fronterizo y Tijuana jamás descifró el acertijo para derribar la fortaleza capitalina.

Y Ricardo La Volpe, feliz. Su equipo no perdió como visitante ante uno de los animadores del Clausura 2017 y llegó a 18 puntos. El estilo del “Bigotón” más cercano al “catenaccio” que al buen juego sigue dándole frutos en detrimento de ejercer un funcionamiento agradable.

Miguel Herrera, ausente en la zona técnica por sanción, terminó frustrado por no poder destruir la resistencia amarilla para poner una anotación en el marcador.

Tijuana y América brindaron un partido indigno para lo que han presumido sus respectivos técnicos a lo largo de su carrera.

Tanto La Volpe como el “Piojo” pregonan un estilo ofensivo, con la búsqueda del arco contrario. Anoche no se vio. El público en el estadio Caliente bien pudo haberse ahorrado el boleto, porque los jugadores y el miedo a perder de ambas escuadras fue avara con el espectáculo.

Destellos y sólo eso. Canes y emplumados se conformaron con la mínima expresión de sus atacantes. Se esperaba mucho de Avilés Hurtado por los fronterizos y sólo intentos de desborde con centros fallidos y a ninguna parte.

Sólo un disparo por abajo de Joe Corona de los Xolos obligó al meta azulcrema Agustín Marchesín a convertirse en figura del encuentro, al enviar a tiro de esquina el envío que lucía como gol cantado, cuando apenas comenzaba el segundo tiempo del duelo.

De parte de los americanistas, una jugada que gestó el juvenil Diego Lainez, quien le dio el balón a Silvio Romero. El “Chino” observó el movimiento de Oribe Peralta, mismo que recibió el balón para enfilarse al área tijuanense.

Pero no. El tiro bombeado del “Cepillo” salió demasiado fuerte y por encima de la portería defendida por Gibrán Lajud.

Hubo muy poco más. La Volpe comenzó a sacar a las grandes figuras águilas como Michael Arroyo, Oribe Peralta y Silvio Romero. Renunció así a la pegada que pudiera tener al final del encuentro.

El “Bigotón” se sintió conforme, pues su América tiene cinco encuentros sin perder y el miércoles jugará contra el Necaxa, uno de los peores clubes del campeonato, en lo que parecen tres puntos seguros.

Pero cuando el aficionado amarillo tiene la necesidad de ver algo mejor, se topa con la apuesta de su estratega: armar un rompecabezas ante las lesiones de prácticamente la lesión de su plantel.

El argentino se salió con la suya en la frontera. Nadie le puede reprochar que los resultados positivos se mantienen para la institución de Coapa. Pero América está lejos de mostrarse poderoso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS