Mascherano acepta que sí le hizo penalti a Di María

Mascherano se sinceró al término del gran encuentro (JOSEP LAGO. AFP)
09/03/2017
00:38
Agencias
-A +A

Barcelona.— El futbolista del Barcelona, Gerard Piqué, se mostró cauto tras la histórica remontada de su equipo en la Liga de Campeones, pero aseguró que los hinchas azulgranas lo celebrarán a lo grande. “Que los hospitales de Barcelona contraten a muchas enfermeras dentro de nueve meses porque hoy la gente va a hacer mucho el amor”, indicó el defensa central.

El azulgrana se acordó de algunos entrenadores, como Raymond Domenech o Arrigo Sacchi, que criticaron en las últimas semanas al Barcelona. “La trayectoria que lleva este equipo en los últimos años no tiene palabras. Entiendo que haya gente como el señor Sacchi o el señor Domenech, hay una lista con entrenadores que han hablado de nosotros. Habrá un día que caeremos, pero seguimos vivos”, señaló.

“Tenemos que celebrarlo con moderación, porque al final no hemos hecho nada, sólo nos hemos mantenido vivos, queda un trayecto aún muy complicado. Pero moralmente esto nos da mucho”, agregó.

Piqué también lanzó un mensaje a los hinchas que colmaron el estadio azulgrana: “La afición culé normalmente es pesimista, pero la generación nueva cree más en el equipo y hoy en el Camp Nou han ido todos a una”.

Al hablar de Luis Enrique, entrenador de su equipo, Piqué dijo: “Muchas veces se le ha tratado de forma injusta y esta vez se merece todas las portadas. Hemos ganado en gran parte gracias a él y la revolución en el sistema que ha ocasionado”, remató.

Javier Mascherano, central del Barcelona, confesó al término del juego que cometió penalti sobre Ángel di María, el cual no marcó el silbante del encuentro. “Es una jugada límite. Trato de tirarme. Quizás, obviamente, lo toco, está claro, pero bueno... no tengo mucho más que decir. Son jugadas donde nos servía cualquier cosa, lo único que no nos iba era que marcaran ellos y por suerte no lo pitaron”, señaló el argentino.

Sergi Roberto, autor del gol decisivo afirmó que su equipo, tras perder 4-0 ante el París-Saint Germain, estaba muy “jodido” y declaró que después creyó en remontar la eliminatoria. “En París estábamos muy jodidos, sabíamos que era muy difícil, pero este equipo creía. Este equipo está hecho para esto y una vez más hemos demostrado que siempre luchamos hasta el final. Era muy complicado, pero hoy estamos contentos”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS