Se encuentra usted aquí

De nuevo con sus dueños

Agentes del FBI devolvieron los jerseys robados al dueño de Patriots
Robert Kraft (centro), dueño del equipo, agradeció la labor de la policía (AP)
24/03/2017
00:38
Redacción
Foxborough
-A +A

El par de jerseys que le fueron robados a Tom Brady en los Super Bowls XLIX y LI fueron entregados por el FBI al dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra, Robert Kraft.

El par de prendas que aparecieron supuestamente en el hogar del ex director del periódico La Prensa, Mauricio Ortega, arribaron ayer por la tarde al Gillete Stadium, donde Kraft se fotografió con ellas y los cinco trofeos Vince Lombardi que el equipo ha conseguido.

El jersey de Brady fue supuestamente sustraído de su maleta el pasado 5 de febrero cuando los Patriots derrotaron en tiempo extra a los Falcons de Atlanta en Houston.

Desde ese día comenzó una investigación que se extendió hasta el Estado de México, donde la PGR y Policía Federal catearon el domicilio de Ortega, donde hallaron la camiseta del quarterback y el casco que el linebacker de los Broncos Von Miller usó en el Super Bowl 50.

“Queremos agradecer al FBI, a las autoridades mexicanas y a todos los diferentes niveles de autoridades locales que estuvieron involucradas en la investigación y recuperación del jersey del Super Bowl. Es otro ejemplo de la importancia del trabajo en equipo y lo que se puede lograr cuando todos se unen para un fin”, declaró Kraft.

El FBI publicó una foto de los jerseys que son sostenidos por Harold Shaw, agente especial a cargo de la División de Boston del FBI, y el Coronel Richard McKeon, del estado de Massachusetts. Kraft está de pie entre las dos camisetas y detrás de cinco trofeos de Super Bowl que han ganado los Patriots.

“Sabemos lo mucho que esto significa para los Patriots y los aficionados al futbol americano de todo el mundo, y tenemos el honor de ser capaces de llevar estas camisetas de nuevo a Foxborough”,dijo Shaw.

Un video difundido el lunes, muestra a Mauricio Ortega cuando entra a los vestidores del estadio NRG de Houston durante la celebración de los Patriots y 18 minutos después sale con un bulto bajo el brazo izquierdo que las autoridades apuntaron como la camiseta que usó Brady y que está valuada en medio millón de dólares.

Ortega renunció a su trabajo y se encuentra en libertad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS