Se encuentra usted aquí

Clásico Joven sin dinamita

América y Cruz Azul carecen de contundencia en el actual torneo, por lo que no se esperan goles
Un ataque chato presentan ambos conjuntos capitalinos de cara al duelo. (IMAGO7)
22/02/2017
00:36
Francisco Garza Vilchis
-A +A

[email protected]

En un momento de crisis tanto para América como para Cruz Azul, se presenta una edición más del llamado Clásico Joven. Las Águilas llegan al cotejo como 14 de la tabla general, mientras que los celestes lo hacen en el sitio 16.

Pero además de su lamentable posición en la clasificación general, la mala racha de ambos viene acompañada por una falta de contundencia frente al marco rival. El conjunto de Coapa sólo ha podido marcar en seis oportunidades y ha recibido nueve tantos, lo que lo deja con diferencia de -3, luego de haberse disputado siete fechas del actual Torneo Clausura 2017.

Los cruzazulinos, por su parte, también han podido perforar la meta contraria únicamente en seis ocasiones, al tiempo de haber permitido ocho dianas, lo que los deja con una diferencia de -2.

América muestra su pobreza ofensiva al irse en blanco en tres compromisos de siete disputados en la Liga, mientras que La Máquina, al igual que los americanistas, se ha ido sin anotar en tres juegos.

La situación de los delanteros de Cruz Azul es alarmante, ya que de los seis goles que lleva el equipo sólo tres han sido marcados por arietes, gracias a dos tantos de Ángel Mena y otro más de Martín Rodríguez. Las anotaciones restantes fueron producto de un defensa (Adrián Aldrete) y dos autogoles.

Del lado de los azulcrema, aunque con muy poca productividad ofensiva, 80% de sus goles han sido marcados por delanteros, luego de las anotaciones de Michael Arroyo, Oribe Peralta y Cecilio Domínguez (un par de ocasiones). Los otros dos goles de las Águilas los han marcado los defensas Bruno Valdéz y Edson Álvarez.

El mal paso de La Máquina puede ser presagio de un torneo más sin llegar a la Liguilla, ya que en el certamen pasado, después de transcurridas siete fechas, los celestes llevaban también el mismo número de goles que ahora y no pudieron entrar a la llamada “Fiesta Grande” del futbol mexicano.

Las Águilas, en cambio, el campeonato anterior llevaban el doble de anotaciones que hoy presumen, es decir, 12 y, con esa inercia, pudieron alcanzar la final, que terminaron por perder contra Tigres.

Los números también indican la carencia de poder ofensivo en ambas escuadras, pues las Águilas apenas llevan 27 tiros a gol, mientras que los cruzazulinos acumulan sólo 26 intentos con dirección al marco contrario.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS