No se refresca la baraja de técnicos

ALFONSO SOSA Timonel de los Rayos (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
01/02/2017
00:33
Édgar Luna Cruz
-A +A

El arribo de José Saturnino Cardozo al Puebla no refresca la baraja de entrenadores en México, que tiene entre sus filas a verdaderos veteranos que desde 1981 están activos, como Carlos Reinoso, quien ha dirigido a 16 equipos desde ese año, o Ricardo La Volpe, que dirige desde 1983, tiempo en el que ha estado a cargo de 13 clubes.

Ambos sólo han ganado un título de Liga en su carrera.

Abajo de ellos se encontraba hasta este martes un ganador como Víctor Manuel Vucetich, activo desde 1989, pero que a diferencia del argentino y chileno ha levantado la corona de campeón en cinco ocasiones, nada más en la Liga.

Con Cardozo, el marcador en cuanto a técnicos extranjeros contra mexicanos es de once contra siete. Como con los jugadores, los foráneos llevan la ventaja.

“No tengo ninguna duda de que el técnico mexicano puede estar considerado entre los entrenadores de mayor capacidad en la Liga”, aseguró Alfonso Sosa, técnico del Necaxa a EL UNIVERSAL.

“Hay técnicos extranjeros que llegan a aportar nada y lejos de aportar... restan, dejan equipos mal posicionados, vestidores rotos y el técnico mexicano es quien llega a componer lo que los extranjeros deshacen”.

El estratega afirma que los directivos deberían considerar más al entrenador hecho en casa. “Aquí hay mucha gente preparada, que ha picado piedra por mucho tiempo y lo demuestran con base en trabajo, porque cuesta que te lo dejen demostrar con hechos”.

Así como pasa con los futbolistas mexicanos, los técnico nacionales también tienen que remar en contra del mercado exterior: “Muchas veces es necesario vender humo para poder trabajar, pero muchos no somos así. Siempre he dicho que está mejor fundamentado un buen trabajo que las palabras seductoras. Prefiero ser como soy, ganarme las cosas como me las he ganado, que con el clásico compadrazgo, el amiguismo… y eso pasa mucho con técnicos vigentes en el futbol mexicano”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS