Es Noticia:

“Hay que sobreponerse al arbitraje”

El cementero Ángel Mena cayó en cuenta de la manera en que se desempeñan los jueces en México
El delantero ecuatoriano de La Máquina intenta cumplir con la normatividad del futbol mexicano. (IMAGO7)
18/01/2017
00:34
Daniel Blumrosen Juárez
-A +A

[email protected]

Cuando se arregló para llegar al Cruz Azul, el atacante ecuatoriano Ángel Mena quiso familiarizarse con todo lo que significaría su nuevo mundo. Estudió el nivel de la hoy llamada Liga MX, las condiciones geográficas del país al que viajaría y hasta la gastronomía, pero desconocía un factor que supo durante la primera charla con el resto de sus hoy compañeros: los criterios arbitrales aplicados en el campeonato dentro del que ahora juega.

Ya los vivió el domingo sobre el hirviente césped del estadio Olímpico Universitario.

Serio, el refuerzo de La Máquina reconoce que la labor del silbante Óscar Macías influyó en el revés ante los Pumas (0-1), mas advierte que los dirigidos por Francisco Jémez deben salir adelante contra lo que sea, incluso las decisiones tomadas por los silbantes.

“Sí, debemos sobreponernos, porque —conversando con algunos compañeros— quizá algunos gestos que en nuestro país son normales, acá —por ahí— los árbitros los toman de otra manera”, revela el sudamericano, en conferencia de prensa previa al entrenamiento celeste. “Hay que tener mucho cuidado en eso. No estaba consciente, pero conversando con algunos [jugadores], me lo hicieron saber”.

“Como equipo grande, hay que estar a la altura y únicamente pensar en dedicarnos a jugar, tratar de hacer lo nuestro, salir a buscar los partidos donde sea. Es la idea que tenemos, no va a cambiar. En este último partido se demostró que, aunque sea de visitantes, siempre vamos a ir a proponer; no podemos perder esa identidad”.

Más allá de que algunas situaciones externas les perjudiquen.

Intenta cumplir con las formas, aunque le resulta imposible no expresar que, desde su punto de vista, el cartón carmesí mostrado a Gabriel Peñalba fue inadecuado. Pese a la inconformidad de la institución, el espigado futbolista no jugará contra el Monterrey, más allá de que la Comisión Disciplinaria aún no comunica el resultado de su investigación sobre el presunto escupitajo sobre el delantero chileno Nicolás Castillo. Si se le encuentra culpable, sería sancionado seis juegos.

“No sé si la palabra sea injusto, pero viendo la imagen —a nivel personal— puedo decir que no fue para expulsión”, comparte Mena. “Son decisiones que toman los árbitros y uno tiene que respetarlas”.

Además de guardarlas en el baúl del olvido. Está consciente de que la ausencia del ex futbolista del Veracruz es importante, aunque insiste en la necesidad de presumir temple a prueba de todo.

“La confianza siempre está arriba. Somos optimistas y, de la manera como se viene trabajando, siempre es alentador”, considera el atacante. “Después, las decisiones secundarias de parte de los árbitros son un tema al que tenemos que adaptarnos, son parte del juego. Nos podemos equivocar, ellos también, y hay que continuar”.

“No nos podemos detener ante esas situaciones; más bien, [hay que] sobreponernos a todo eso, así es que la actitud y confianza del grupo son muy buenas, a pesar de no haber conseguido algún punto en este último partido….

A final de cuentas, no ganarán las batallas a los árbitros, sin importar que la razón les asista... O, al menos, estén convencidos de eso.

“Uno, como jugador, siempre trata de respetar al árbitro y dedicarse a jugar”, subaya. “Después, las decisiones que ellos tomen, tenemos que aceptar las, estén bien o mal”.

“Son seres humanos, igual que nosotros, y todos nos podemos equivocar, pero tratamos de ayudarlos siempre. En este caso, se puede haber equivocado [en la expulsión a Peñalba], pero no es un tema que me competa juzgar”.

Lo suyo es colaborar para levantar el ánimo del grupo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS