Se encuentra usted aquí

Pumas rompe yugo azul

Nico Castillo es felicitado tras el gol de la victoria (ALEJANDRA SUÁREZ. IMAGO7)
16/01/2017
00:35
Christian Mendoza
-A +A

[email protected]

Los Pumas dieron fin al dominio celeste que reinó por poco más de seis años en Ciudad Universitaria. Con un Nicolás Castillo hambriento de protagonismo, los felinos superaron 1-0 a Cruz Azul, en la jornada dos del Torneo Clausura 2017.

Poco antes del mediodía, el estadio Olímpico Universitario ya lucía pletórico. La mayoría pintado de auriazul, pese a una importante presencia de fans celestes que abarrotaron el sector sur del recinto.

En los primeros minutos de juego, ambas escuadras dieron tibios avisos de gol. De igual modo que anunciaban férreas líneas defensivas.

El ecuatoriano Ángel Mena y el argentino Christian Giménez se encargaron de las primeras acciones de peligro en apenas cinco minutos de juego. Alan Mendoza y Darío Verón, por los felinos, fueron los más exigidos en el sector auriazul.

Los Cementeros comenzaban a sentirse en casa.

A los 22 minutos de juego, Mena desaprovechó la oportunidad de abrir el marcador, luego de rematar con el hombro, en solitario desde la marca del manchón penal, un servicio desde la izquierda.

Por su parte, el atacante chileno Nicolás Castillo dejó ver su urgencia por romper las redes, al complicar la salida cementera y al generar importantes jugadas de gol, donde la más clara —después de media hora de juego— fue un pase alto que bajó con maestría por derecha, para después servir a un distraído y poco atinado Jesús Gallardo.

Poco a poco, el futbol se tornó feroz, con reiteradas faltas en los tres cuartos de cancha, que más tarde cobrarían factura; Nico Castillo, el uruguayo Gerardo Alcoba y el celeste Julio Domínguez fueron los primeros en ver el cartón amarillo.

Pero el cotejo cambiaría de color al minuto 38. Una roja directa contra el argentino Gabriel Peñalba dejaría en desventaja a La Máquina por una entrada fuera de tiempo sobre el chileno Bryan Rabello. El árbitro central, Óscar Macías Romo, la calificó con alto rigor.

Para sorpresa de la propia banca universitaria, el empuje anímico se lo robó la visita, que antes de irse al descanso hizo temblar la meta de Alejandro Palacios, que mandó la redonda a besar el travesaño.

Pero ni la ida a los vestidores sirvió a la localía, que pese a tener un hombre más, fueron ampliamente superados en lo físico y en el control del balón con desbordes por las bandas. Lo único que falló, la puntería.

El técnico de los Pumas, Francisco Palencia, no dudó en los cambios, con la idea de encontrar su revulsivo. Alcoba, el primer sacrificado para darle entrada al canterano Pablo Jáquez al minuto 54.

Cuando vivía su peor momento en la cancha, Universidad encontró respiro y el gol a los 63 minutos, en una genialidad de Nico sobre el arco de un poco exigido José de Jesús Corona, al recibir dentro del área un balón peinado de Jesús Gallardo, dominar y fusilar al arquero con la marca del defensa encima.

La mala fortuna de Cruz Azul continuó. El andino Francisco Silva, que arrancó desde el segundo tiempo, se fue lesionado a los 69’; su compatriota Martín Rodríguez tomó su lugar en el terreno de juego.

Cerca estuvo el cuadro auriazul de ser alcando en la pizarra, con una segunda expulsión, la de Castillo. Al final, Pumas aguantó y ganó sus primeros tres puntos del torneo, a la espera de recuperar al charrúa Matías Britos para su visita a León.

Mientras, la reforzada maquinaria del español Paco Jémez buscará darle la vuelta a la derrota cuando reciban a los Rayados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS