"El gasolinazo pudo evitarse"

Sergio Lira, ex jugador del Tampico Madero y actual empleado en Pemex, critica la dura medida
Lira fue uno de los delanteros más letales en la década de los 80 con el conjunto de la Jaiba Brava, de ahi que le apodaran el “Jaibo Mayor” (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
13/01/2017
00:37
Héctor Alfonso Morales
-A +A

[email protected]

Sergio Lira fue uno de los delanteros más letales en la década de los 80 del siglo pasado. Oportuno, siempre bien colocado y un rematador que presume haber sido tricampeón de goleo con el Tampico Madero.

Una vez en el retiro, se dedicó a ser técnico, pero la inestabilidad que ofrece el futbol profesional le hizo cambiar las canchas por un empleo más estable en Pemex. Labora en las plataformas petroleras en Ciudad del Carmen como ayudante de trabajos generales de perforación.

Con conocimiento de causa, Lira —recordado como el “Jaibo Mayor”— señala que el gasolinazo que actualmente ha generado protestas en todo el país, se pudo haber evitado si las refinerías que posee la paraestatal se aprovecharan al máximo de su capacidad en vez de “30% o 40%”.

“Claro que sí [se pudo evitar esa medida que incrementó hasta 20% los combustibles], eso lo dijo hace muchos años ‘La Quina’ [Joaquín Hernández Galicia, líder del Sindicato Petrolero de 1961 a 1989], lo predijo desde hace mucho: el gasto que estaba haciendo el gobierno, se reparten el dinero a lo grande, pero ¿dónde queda el pueblo? El salario mínimo, pues no alcanza. Se reparten el pastel arriba; y las migajas, abajo. Así pues está muy difícil”, reconoce el ex atacante oriundo de Tamiahua, Veracruz, donde radica.

Lira propone que hubiese sido una solución para eludir el gasolinazo la inversión en activar las instalaciones con las que cuenta Pemex: “El problema es que deben hacer que las refinerías las pongan a funcionar. Si tienes seis refinerías y las tienes a 20% o 30% para qué las tienes. No comprarías gasolina”, explica.

Después de ese señalamiento, el ariete, mejor romperredes del balompié tricolor en los torneos Prode 85, México 1986 y en la temporada 1988-89, ironiza.

“[El gasolinazo] le pega al bolsillo y le pega a todo. Siempre pasa eso. El dólar sube, todo sube; la gasolina sube, todo sube. Si está más amolado, pues nos joden a nosotros. El que menos tiene, es el que más se va amolar. Se supone que el gobierno es el que sabe”, dice.

—¿Es complicado ser trabajador de Pemex en estos momentos?

“Es difícil, complicado. Algunos no tienen contrato, otros sí tenemos. La realidad es que está complicado, porque muchas compañías no están contratando y hay mucha gente fuera, del mismo sindicato no tienen en dónde colocar a la gente”.

Lira describe su trabajo en la empresa mexicana como “peligroso”. Hace seis años que labora en las plataformas de Campeche. Su jornada es atípica a la de cualquier oficinista o la de un jugador de futbol de cualquier época. Está en actividad durante 14 días, con un horario de 12 horas, y descansa otros 14.

“Siempre está uno en riesgo, porque en una plataforma estás en el mar. Se puede incendiar y la única opción es tirarse al mar o que llegue el rescate. Es algo peligroso en cada momento”, describe.

“La perforación es pura herramienta, puro fierro, tubos, con medidas. Cavar un pozo tarda de tres a tres meses y medio. Hay que preparar el lodo, preparar el producto químico. Todo eso”, menciona.

El “Jaibo Mayor” enfatiza que está contento con su trabajo como “transitorio” en Pemex. Tiene prestaciones como tener un seguro médico, vacaciones, aguinaldo, “que son cosas que te ayudan”.

Sin embargo, le gustaría que las nuevas compañías que lleguen a extraer petróleo y refinarlo le den mayor trabajo a la gente especializada en ese rubro.

“Hay que verlo por el lado de que el gobierno o Pemex, o las empresas que vengan, vuelvan a producir, a meter más los equipos. No creo que se complique tanto, porque vuelve a haber trabajo para todos”.

Sus compañeros de la Sección 42 suelen preguntarle acerca de las anécdotas cuando fue futbolista y entrenador profesional.

Sus recuerdos de ídolo del Tampico Madero están frescos. No los olvida, como tampoco que el gasolinazo se pudo evitar, si Pemex estuviera más fuerte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS