Acusados de soborno rechazan extradición

Los empresarios argentinos, vinculados a corrupción en FIFA, no quieren ir a EU
Mariano Jinkis y su padre habrían cometido delitos de crimen organizado (ENRIQUE MARCARIAN. EFE)
06/08/2015
02:35
-A +A

Buenos Aires.— Los Jinkis seguirán en Argentina. O al menos por el momento: la mañana de este miércoles, Hugo y su hijo Mariano rechazaron el pedido de extradición enviado por la justicia de los Estados Unidos para que declaren como parte de la causa judicial que investiga la corrupción en la FIFA.

Pasadas las 10 de la mañana, fuentes de los tribunales confirmaron a Infobae que ambos empresarios habían sido llevados por oficiales de Interpol al despacho del juez Claudio Bonadio, quien se encontraba leyéndoles el pedido de extradición que había llegado este mismo miércoles. Después de las 11, ambos empresarios expresaron su rechazo a la solicitud.

Ahora ambos deberán enfrentar un juicio para que se defina la extradición solicitada por Estados Unidos. El procedimiento alargará los tiempos del proceso judicial.

Los dueños de la empresa Full Play Group S.A. están acusados por la justicia estadounidense de haber participado de una red internacional de corrupción que, a través de la FIFA, habría cometido los delitos de crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico con los derechos de transmisión de distintas selecciones de futbol y torneos. Ambos están acusados de haber pagado hasta 150 millones de dólares en sobornos.

Padre e hijo estuvieron prófugos hasta el 18 de junio pasado, cuando se presentaron a entregarse en los tribunales de Comodoro Py. En aquel momento, el argumento que dieron para no entregarse fue que aguardaban que fuera respondido su pedido de exención de prisión.

La empresa Full Play tiene los derechos de televisión de la mayoría de las selecciones de Sudamérica y algunas de la Concacaf (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol). La firma, dedicada al marketing deportivo, nació en 1998 y hoy tiene a cargo para esta parte del continente eventos tales como las eliminatorias Sudamericanas, la Copa América de Chile 2015 y el Sudamericano Sub 17 que se jugará en Paraguay.

Alejandro Burzaco, el otro argentino acusado en el caso, ya fue extraditado a Estados Unidos para declarar ante la justicia. En la última semana, el ex CEO de la empresa Torneos pagó una fianza de 20 millones de dólares para recibir arresto domiciliario y se presentó en los tribunales de Nueva York. Allí le leyeron sus cargos. El empresario se declaró inocente. Redacción y agencias

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS