Tigres consigue su primera victoria

Los felinos norteños se ‘de stapan’ a la ofensiva con un Gignac inspirado
André Pierre Gignac contribuyó con un triplete; festejó con Javier Aquino (GUSTAVO VALDEZ. JAM MEDIA)
16/08/2015
00:35
-A +A

Monterrey.— Tarde de cátedra ofensiva con acento francés. Una jornada de ensueño para André Pierre Gignac, quien despedazó a los Chiapas con un hat-trick de maestro.

Para salir de la obscuridad del sótano, Tigres (4 pts.) necesitaba que sus millones de dólares invertidos en su estrella rindieran frutos. El galo, por fin, se echó a su equipo al hombro para darle la primera victoria en el torneosobre Jaguares (7 pts.).

Tres goles del europeo abrieron la puerta para que los norteños comenzaran a sacudirse la malaria post fracaso en la Copa Libertadores y golear a Chiapas (4-1). Tras caer ante River Plate de Argentina en la final continental, Tigres cayó en un tobogán que lo llevó a ser el último lugar en la liga.

Gignac entendió su rol. Tardó cinco partidos para emprender su papel de figura en el futbol mexicano y comenzó por herir a los del sureste.

Con toques de billarista, el ex delantero del Olympique de Marsella se dio un festín ante los del sureste, cuyos defensores jamás encontraron la manera de frenar al artillero.

Levantó de sus asientos a la fanaticada universitaria en los minutos 28, 26 y 69. Festejó con furia, con el ímpetu de un novato, mientras sus seguidores comenzaban a enamorarse de su juego.

Parece que a Gignac no le cuesta trabajo anotar. Crea jugadas precisas y letales como si se tratar de anotaciones simples, que cualquiera pudiera hacer. Su talento de “crack”, de inmediato, salta a la vista para dar cátedra de cómo definir ante el portero.

Primero pone un toque cruzado, tras un pared. En su segunda diana, se quita a un defensor jaguar para mandar un envío a primer poste. Su triplete lo consigue al definir con maestría, en una jugada que sólo alguien de su estirpe de ídolo puede hacer.

Su aporte fue completado por el otro delantero de Tigres Rafael Sobis (53’), que hizo imposible el descuento de Diego de la Torre (55’).

El éxtasis en el estadio Universitario se desató al 80’, cuando Gignac salió de cambio. Su obra estaba hecha, su etiqueta de ídolo se notó en cada aplauso que le brindaron.

En el duelo de “Bigotones” en las bancas, Ricardo Ferretti salió avante sobre Ricardo La Volpe. Habrá que ver si caen los bonos del argentino y suben los del “Tuca” para tomar las riendas de la Selección Nacional. Depende de si se sigue la lógica de la moda que impera en la Femexfut.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS