Credibilidad para Ambriz, en juego

Ante el Atlas, el técnico azulcrema recupera a sus hombres clave, ausentes en fecha 1
01/08/2015
02:49
Héctor Alfonso Morales
-A +A

[email protected]

Más de un aficionado del América siente nostalgia por algunos de sus directores técnicos anteriores, pero Ignacio Ambriz quiere acabar con ese sentimiento, por lo que avisa que “voy a ganarme a los americanistas”.

Esta tarde tendrá en el banquillo de enfrente al uruguayo Gustavo Matosas, quien ahora dirige al Atlas. Estratega que terminó por irse del Nido porque Ricardo Peláez no quiso renovarle el plantel y hacer contrataciones. El presidente deportivo de las Águilas, entonces, apostó por Nacho y la continuidad de la actual plantilla.

El repudio hacia el ex entrenador del Querétaro surgió de inmediato. Una pretemporada por Estados Unidos con tres derrotas y un triunfo, además de un pesado 4-2 en contra ante Puebla en el debut del Apertura 2015, incrementaron las críticas.

“No me gustaría tanto que estuviera eso [el rechazo]. Soy un tipo de trabajo, de humildad. Me gusta —a través del trabajo— ir convenciendo a la gente, ganarme a la afición y que el equipo sienta lo que es representar a este escudo”, expresa Ambriz.

Matosas dejó en Coapa una sensación de que pudo haberle dado más al americanismo. Se fue apenas terminó su primer semestre, con la conquista de la Liga de la Campeones de la Concacaf y el pase al Mundial de Clubes.

El uruguayo y la dirigencia azulcrema decidieron terminar la relación en torno al armado del plantel para la presente campaña.

Nacho no se queja de lo que tiene. Está satisfecho con lo que Peláez le ha dado para pelear por la corona del futbol mexicano. Para este certamen, las principales incorporaciones fueron los volantes Javier Güemez y Andrés Andrade. Recuerda que buena parte de este grupo ha llegado a la cúspide.

“Son grandes jugadores, por algo están en América. Hay que sacarles provecho. Hay grandes seres humanos, grandes profesionales; me he acercado poco a poco con cada uno. Ellos me han recibido bien”, describe.

—¿Tienes un equipazo?

—Yo digo que sí. Por eso hay pocos cambios. Llegaron pocos refuerzos y eso te habla de que el equipo está muy bien planeado, bien trabajado.

Tanto América como Atlas comenzaron con un descalabro el certamen. Matosas y Ambriz están necesitados de sumar de tres puntos para comenzar a disipar dudas en sus proyectos. Ambos adquirieron la confianzas de sus respectivas directivas para labrar un camino exitoso.

La buena noticia para Nacho es que recuperará a sus futbolistas ausentes en el estadio de los Lobos BUAP, la semana pasada. Moisés Muñoz, Paul Aguilar, Ventura Alvarado, Rubens Sambueza, Oribe Peralta, Darío Benedetto, Paolo Goltz y hasta el canterano Martín Zúñiga podrán estar a disposición del técnico americanista.

“Cuando estemos completos, estoy seguro de que vamos a revertir la situación con la que empezamos. Sé que aquí en América no hay pretextos, pero sí influyen esas bajas”, justificó el timonel emplumado.

Esas altas, se supone, le darán fuerza al América para ganar el primer partido del año futbolístico en el Estadio Azteca. La credibilidad para Ambriz está en juego. Una victoria le podría generar aplausos y un descalabro mayores cuestionamientos hacia su labor. De caer ante el Atlas, más de un americanista volverá a sentir nostalgia por el entrenador con look de ‘mirrey’ de la banca de enfrente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS