Paraguay, con suerte y de rebote

Los guaraníes no juegan un gran partido, sin embargo obtienen buen botín
Édgar Benítez logró el gol. Reuters
17/06/2015
02:02
Antofagasta, Chile
-A +A

Paraguay dio un gran paso para meterse en los cuartos de final de la Copa América 2015 al derrotar por 1-0 a Jamaica, en partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo B, disputado en el estadio Calvo y Bascuñán.

El conjunto guaraní no jugó un gran partido, pero sin dudas ganó merecidamente, más allá de que el gol, convertido por Édgar Benítez a los 36 minutos, llegara producto de un absurdo fallo del arquero jamaicano Kerr, a partir de un mal rechace y el afortunado rebote que conectó el ‘Pájaro’ guaraní.

Antes de los 4 minutos, Paraguay ya había avisado dos veces de sus intenciones: crear juego por afuera para buscar el remate en el área. La primera fue un centro pasado de Roque Santa Cruz que Derlis González remató desviado de tijera. En la segunda se intercambiaron los roles y fue el ariete quien cabeceó a las manos de Kerr.

Santa Cruz encontró una buena respuesta del —hasta ese momento— seguro Kerr a los 19, y enseguida, una media vuelta de Bobadilla salió cerca.

Pero fue una ráfaga. Al dominio paraguayo le faltaba traducirse en ocasiones claras. La inteligencia de Bobadilla y Santa Cruz para alternarse en buscar los espacios a espaldas de los volantes centrales jamaicanos nunca encontraba justeza en el último pase, por lo que Kerr vivía pocos sobresaltos. Y como del lado de enfrente Jamaica ni siquiera hallaba el modo de merodear el área de Silva, el partido comenzó a bajar de tono.

Apenas un nuevo centro de González rematado de volea por Santa Cruz a los 31 y que obligó a una buena estirada del ‘1’ caribeño sacudió un poco el frío, tanto el climático como el de las despobladas tribunas del estadio Calvo y Bascuñán.

Hasta que a los 36’, un pelotazo sin destino de Cáceres se encontró con una carambola insólita de Kerr. Con todo a su favor para esperar el balón dentro de su área, salió de la misma para despejarlo de cabeza, pero lo hizo hacia abajo, la pelota rebotó en Benítez, que había corrido por las dudas, y se transformó en el 1-0 que resolvió el partido.

Poco cambió el panorama en el arranque del complemento. Santa Cruz dio en el brazo estirado de Héctor a los 71’, aunque el árbitro Carlos Vera no juzgó intencionalidad en la maniobra y dejó sin sancionar el penal, lo que habría dado mayor tranquilidad al éxito paraguayo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS