Aquino, por revancha personal a Sudamérica

El extremo busca con el Tri mejorar su pésimo torneo y reivindicarse
Javier Aquino no ha tenido un buen desempeño en el futbol de España con Villarreal y Rayo Vallecano. Foto: Imago7
29/05/2015
03:57
Édgar Luna Cruz
-A +A

Cuando llegó a Argentina, en aquel 2011, Javier Aquino iba con una ilusión, grande, muy grande.

El extremo, en ese entonces, de Cruz Azul, pensaba que el equipo podría dar la sorpresa, a pesar del impedimento de la Concacaf de llevar jugadores mayores de 23 años. Mas el castigo de ocho de sus compañeros por indisciplina echó por la borda las expectativas, México quedó último del certamen.

Por eso ahora, Aquino, con cuatro años más de experiencia y futbol europeo en sus pies, quiere borrar esa ‘non grata’experiencia y demostrar que la Selección está para mucho más.

“Hace cuatro años, la experiencia que vivimos no fue buena. No dejamos una imagen adecuada, pero ahora tenemos la oportunidad de revertirlo. Hemos cambiado mucho”, dice muy seguro, el oaxaqueño de 25 años.

La palabra revancha le queda como anillo al dedo para esta experiencia que se vivirá en la Copa América de Chile. “Puede ser revancha futbolística por lo vivido en Argentina. La verdad me quedé con muy malas sensaciones”.

Ahora, asegura que todo será diferente; ni él mismo es igual. Ya no es aquel extremo sensación, ahora se dice un jugador más pensante, que ha ganado experiencia en Europa, jugando para el Villarreal y el Rayo Vallecano.

“Futbolísticamente, no pierdes la esencia, tú sabes cómo te gusta desarrollarte en el campo, pero a eso hay que sumarle la experiencia. Uno se vuelve más pensante, más tranquilo a la hora de tomar decisiones”.

Y tranquilidad será lo que se deba tener en esta competencia, ya que si algo tienen los sudamericanos es maña para desesperar al rival.

“Así son allá. La competencia en Sudamérica es dura, siempre tratan de desesperarte e intimidar, pero hay que acostumbrarse a todo. Al final, con goles se callan bocas”.

—¿A qué va esta Selección?

“A ganar. No sólo a participar. Queremos llegar a una final y ganarla. Eso de sólo llegar e irte ha cambiado mucho en las Selecciones Mexicanas”.

Callar bocas. El año de Aquino en España no fue espectacular. En el Villarreal, nunca se consolidó como titular, además de que tuvo algunas fricciones con el técnico.

—¿Vienes a demostrar que aún puedes?, se le cuestiona.

“No le tengo que demostrar nada a nadie. Si bien, mis números no fueron los mejores, tampoco fui el que menos jugó. Bien o mal tuve participación en Europa. El próximo verano puedo tener buenas oportunidades.

—Dicen que te regresas a México.

“No pasa por mi cabeza volver. Quiero demostrar que tengo capacidad. No sé si han preguntado por mí con mi gente del Villarreal, no me han dicho nada, será porque yo les insisto en que no quiero volver todavía”.

Javier tiene que reportar con el Submarino Amarillo tras su paso por Rayo Vallecano. “La puerta del Villarreal no ha cerrado. No descarto regresar”.

Mientras Aquino se vuelve a acostumbrar a México, “al tráfico, cof-cof, a todo. Me gusta mi país, pero lo que más me agrada es jugar por él”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS