Brady y Belichick entierran el "Deflate-gate" y celebran "tremendo" triunfo

El quarterback de los Patriots dedicó su triunfo a su señora madre, quien está enferma de un mal no revelado
AP
06/02/2017
18:09
Houston, Texas
-A +A

Tom Brady no quiere hablar del escándalo de los balones desinflados. Prefiere reflexionar sobre una noche inolvidable, que resultó aún más especial para su madre enferma.

El lunes, horas después de conquistar su quinto anillo del Super Bowl y su cuarto trofeo al Jugador Más Valioso de ese encuentro, el quarterback de Nueva Inglaterra consideró que el partido fue "tremendo", y le dedicó el triunfo a su madre, quien ha lidiado con un padecimiento no revelado y no pudo asistir a ningún otro partido de esta temporada.

"Fue maravilloso. Ella ha pasado por muchas cosas, más difíciles que cualquier cosa que yo haya enfrentado la noche anterior, más duras que todo lo que pasó cada integrante de nuestro equipo", comentó. "Mi papá ha estado ahí a cada paso. Ellos me han dado un gran ejemplo".

"Todas las familias pasan por momentos desafiantes en lo personal. Pero ella tiene mucho apoyo y amor. Yo simplemente estoy contento, porque la noche anterior fui capaz de celebrar con ella".

Lo único que faltó en el festejo fue el jersey con el que Brady jugó el partido. El quarterback reveló que la prenda desapareció de los camerinos, y el vicegobernador de Texas pidió que las autoridades emprendan una búsqueda.

Artículo

Derriben el muro, te amo México: Martellus Bennett

El ala cerrada de los Patriotas recordó a los mexicanos en una entrevista luego de concluir el Super Bowl LI
Derriben el muro, te amo México: Martellus BennettDerriben el muro, te amo México: Martellus Bennett

En broma, Brady dijo que el jersey podría aparecer muy pronto en una subasta en internet.

El astro no le otorga un valor especial a su quinto título respecto de los otros por haberlo conseguido en una campaña que comenzó suspendido cuatro encuentros tras el escándalo conocido como "Deflategate".

Y el entrenador Bill Belichick consideró "inapropiado" sugerir que Brady se esforzó más este año por dicho motivo.

"Pienso que insinuar que esta temporada fue diferente en algo, que este año ha competido más duro o a un mayor nivel que en el pasado es insultante para el tremendo esfuerzo, liderazgo y espíritu competitivo que él ha mostrado durante los 17 años en que lo he dirigido", sentenció Belichick.

Al posar con el trofeo al Jugador Más Valioso, Brady tuvo una fría interacción con el comisionado Roger Goodell, quien le impuso la suspensión.

Dijo que su compañero James White merecía más el premio, por sus tres anotaciones en la victoria del domingo, incluida la que significó la victoria, con un acarreo de dos yardas.

La camioneta que se entregó a Brady hace dos años como parte del premio al Jugador Más Valioso del Super Bowl fue regalada por el mariscal de campo a su compañero Malcolm Butler, el cornerback novato cuya intercepción dio el triunfo a los Pats.

El lunes, Brady sugirió que tampoco se quedará con el nuevo vehículo.

"Pienso que James White se lo merece. Sería algo agradable para él", comentó.

hgm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS