Patriots y su amor por el guacamole

Brady y Julian Edelman admiten su gusto por el producto mexicano
Tom reiteró que para Nueva Inglaterra sería bueno jugar en México (AP)
01/02/2017
00:39
A. Velázquez
-A +A

Houston.— En medio de la crisis que despertó el rechazo de Estados Unidos de 100 toneladas de aguacate provenientes de Jalisco, los Patriots de Nueva Inglaterra ya se saborean una visita a México para probar la receta original del guacamole.

En la reunión con medios que el equipo campeón de la Conferencia Americana tuvo ayer, el quarterback Tom Brady reveló su gusto por el aguacate y volvió a manifestar su entusiasmo de jugar en la Ciudad de México la próxima temporada en el Estadio Azteca.

“Amo el aguacate. Espero que se pueda ir a jugar a México porque sería una gran experiencia para los Patriots”, declaró Tom Brady.

El gusto por el guacamole no es exclusivo del quarterback que ha ganado cuatro anillos de Super Bowl, el receptor Julian Edelman compartió que además de degustar con frecuencia la combinación mexicana de aguacate y picante, tiene una receta particular.

“Soy amante del guacamole. Me gusta con crema, jitomate, cebolla, cilantro y algo de picante. En California lo pruebo bastante con nachos o tacos”, sostuvo Edelman originario de Reed Wood City, California, una población con un gran concentración latina, que obligó a rebautizar la zona norte como “Little Mexico”.

Según la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate, México exportará 100 mil toneladas, que garantizarían el abasto de esta fruta para sus derivados en Estados Unidos, durante el próximo domingo cuando se dispute el Super Bowl LI en el NRG Stadium.

Hoy el comisionado Roger Goodell tendrá una comparecencia con los medios, en la cual se pronostica que se confirmará la segunda visita consecutiva de la NFL a México.

“Hay mucha emoción en México. Aman el futbol americano, queremos ir, montar un gran espectáculo, debemos esperar, pero será una gran oportunidad cuando se presente”, extendió Brady.

Nate Solder, liniero ofensivo de los Patriots, manifestó que él sólo podría terminarse un “Super Bowl de guacamole.

“Espero que no me vean comer nunca guacamole. Soy alguien que puede comer mucho y en poco tiempo”, dijo Solder, quien pesa 145 kilogramos.

El comercial de aguacates mexicanos que se transmitirá durante el Super Bowl, es uno de los
más esperados por su originalidad. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS