Un aprendiz entre “peritos”

ALEX SMITH (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
15/01/2017
00:34
Ramón Treviño
-A +A

[email protected]

Ningún quarterback novato ha podido alcanzar la gloria de un Super Bowl. Tom Brady, Ben Roethlisberger y Russell Wilson tuvieron que esperar a su segundo año como profesionales para levantar el trofeo Vince Lombardi.

Dak Prescott, selección 135 en la cuarta ronda del Draft de 2016, busca cambiar la historia y ser el primer pasador en conseguir un anillo de campeonato en su campaña de debut.

Esta tarde, a las 15:40 horas, los Cowboys reciben en el AT&T Stadium a los enrachados Packers de Green Bay, que no pierden desde el 20 de noviembre.

Ningún especialista apostó por Dak para liderar al equipo de la estrella solitaria como el mejor equipo de la Conferencia Nacional; mucho menos para llevarlo a la ronda de Playoffs.

El pasador empató la marca de “Big Ben” como el novato con más victorias (13). Prescott fue derrotado por los Giants de Nueva York en dos ocasiones y por los Eagles de Filadelfia, hace dos semanas, pero ahí no fue responsable; el head coach Jason Garrett prefirió darle descanso a su nueva figura. Mark Sánchez fue quien tuvo más series ofensivas, tuvo dos intercepciones.

Con Dakota en los controles, los aficionados de Dallas quieren dejar atrás los errores de Tony Romo en los partidos importantes y esperan que el ya titular de la franquicia tenga la suerte de su lado.

La última vez que Cowboys y Packers se enfrentaron en postemporada fue hace dos años, en la ronda Divisional. Green Bay salió con el triunfo 26-21.

Dallas volverá a lidiar con Aaron Rodgers, a quien no le basta tener nada más un anillo de campeonato en su currículum. En 2011, el “12” fue la pieza clave en el título de los de Wisconsin en el Super Bowl XLV.

Un año después, Rodgers ganó el premio al Jugador Más Valioso; sin embargo, en esa campaña fue derrotado en la ronda Divisional por los Giants de Nueva York.

En la temporada de 2014, Aaron volvió a ser el “MVP”, mas fue vencido por los Seahawks de Seattle en la final de Conferencia.

En el último duelo de la ronda Divisional, Ben Roethlisberger, delicado de un tobillo, espera estar al máximo para el duelo de esta noche helada ante los Chiefs de Kansas City.

El frío será protagonista en la batalla por el boleto a la final de la Conferencia Americana. Tormenta de aguanieve podría ser parte del espectáculo esta noche en Kansas.

“Big Ben” quiere su tercer anillo de campeón en la NFL. La última vez que lo consiguió fue hace ocho años, ante los Cardinals de Arizona; mucho tiempo para su calidad.

Roethlisberger, a pesar de perderse dos encuentros de la campaña regular, tuvo buenas cifras. Pasó para 3 mil 819 yardas y 29 anotaciones.

Asimismo, sus números de postemporada también son positivos. En 18 juegos, ha ganado 12, suma 4 mil 249 yardas, 24 touchdowns y 21 intercepciones.

Por parte de los locales, Alex Smith tiene que demostrar por qué los Chiefs apostaron por él para ser el líder de la franquicia y regresarlos a un Super Bowl.

Los Playoffs han sido una pesadilla para la primera selección del Draft de 2005. En cinco partidos jugados en la fase final, Smith solamente ha podido triunfar en dos: en 2011, cuando defendía el escudo de los 49ers de San Francisco, y el año pasado ante los Texans de Houston. Aunque las victorias no se le den
al quarterback, las estadísticas lo soportan. Ha pasado para 11 anotaciones y nada más ha permitido una intercepción.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS