JC Chávez vs. "Azabache" Martínez, 30 años después

Tres décadas después se volverán a encontrar arriba de un ring
30 años después se enfrentará. Especial
17/06/2015
02:06
México, DF
-A +A

La revancha tuvo que esperar 31 años. Esa segunda parte de la pelea en la que Julio César Chávez venció a Mario ‘Azabache’ Martínez para conquistar su primer campeonato, el superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Tres décadas después se volverán a encontrar arriba de un ring para una pelea de exhibición en el Parque Revolución de Culiacán, en un evento con el fin de recaudar fondos que se destinarán a las dos clínicas para atender a pacientes con adicciones que dirige JC Chávez.

“‘Azabache’ está contento de que lo haya invitado a hacer la exhibición conmigo. Creo que es una buena elección, porque contra él me proclamé por primera vez campeón del mundo. Vamos a tratar de hacer una exhibición para el agrado de toda la gente”, apuntó la máxima leyenda del boxeo mexicano.

En aquella pelea celebrada el 13 de septiembre de 1984 en el Olympic Auditorium, de Los Ángeles, Chávez González se presentó con los pronósticos en contra para sorprender con una victoria por nocaut en el octavo asalto y, con ello, empezó a forjar un legado que terminó con seis títulos mundiales en tres distintas divisiones.

“Es una emoción volver a pelear, y justo en donde debuté. Pero también es una responsabilidad porque tengo que cuidarme la nariz. No puedo recibir golpes, se me puede venir un derrame porque la tengo operada. Tengo que hacer la exhibición muy bien, moverme y entrenar un poquito de boxeo”, reconoció el ex campeón.

Una de las razones por las que busca recaudar fondos JC es porque admite son altos los gastos generados por sus dos clínicas, una en Tijuana y otra en Culiacán, en donde alberga cerca de 80 pacientes.

Chávez también planea realizar una serie de pláticas por toda la República para concientizar a la gente de que mantenga fuera de su vida las adicciones como el alcohol y las drogas.

“Me deja satisfecho el poder ayudar a personas con adicciones. El ver al paciente cómo llegan todos destrozados, las familias llorando y, después de unos meses, verlos contentos encontrándose con la sociedad, con ellos mismos, van creyendo en Dios. Cuando llegan, no creen en absolutamente nada, solamente en las drogas. Pero, meses después, son otros. Muchos llegan con daños cerebrales. Es increíble cómo con la fe en Dios se recuperan”, compartió el ex boxeador.

Se espera que en los próximos meses se den a conocer más detalles de esta exhibición.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS