Israel está a una victoria de la segunda ronda

La sorpresiva novena ahora vence a China Taipei y está 2-0 en el Grupo A
Ryan Lavarnway (der) empujo dos carreras en el tercer episodio (AHN YOUNG-JOON. AP)
08/03/2017
00:41
Seúl
-A +A

Ryan Lavarnway bateó un jonrón de dos carreras en el tercer inning y Nate Freiman uno de tres en el noveno, para ayudar a Israel a vencer por 15-7 a China Taipei y mejorar su foja a 2-0 en el Clásico Mundial de Beisbol.

La alineación de Israel sacó del montículo al abridor chino Chun-Lin Kuo antes que pudiese conseguir su tercer out, al inaugurar el partido con cuatro hits consecutivos y cuatro carreras.

Corey Baker trabajó cuatro y dos tercios de innings sin carreras para Israel, en los que permitió tres hits y ponchó a tres. El derecho de 27 años está en las menores de los Cardinals de San Luis y llegó a Triple-A la campaña pasada.

Israel tuvo a 10 bateadores con al menos un hit, incluyendo cuatro con tres imparables. Freiman empujó cuatro carreras, Tyle Krieger tres y Ike Davis y Lavarnway, dos cada uno.

Tras vencer al anfitrión Corea del Sur y China Taipei en sus dos primeros partidos, Israel se puede asegurar el pase a la segunda ronda con una victoria sobre Holanda.

“Uno de los objetivos es no poner el coche delante del caballo”,
declaró el manager de Israel, Je-
rry Weinstein.

“No estamos en la segunda ronda todavía. Nos estamos preparando para el encuentro con Holanda y estamos pensando en eso”.

China Taipei anotó cuatro veces en el noveno, pero el juego ya estaba fuera de su alcance.

Israel llegó al certamen clasificado 41 en el mundo y ya ha vencido al número tres, Corea del Sur, y el número cuatro, China Taipei.

La derrota fue para Chun-Lin Kuo (0-1), que apenas estuvo
dos tercios de entrada en el montículo y fue castigado con seis
imparables, cuatro carreras limpias, no dio bases por bolas y retiró a dos bateadores por la vía del ponche.

En 24 horas Israel dejó de ser un equipo sin pasado en el Clásico Mundial, a pasar a ser ganador de dos choques que los hacen peligrosos, pues el equipo europeo no tiene nada que perder y todo que ganar en segunda ronda.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS