Venezuela se lleva el juego de desempate y sigue vivo

La Vinotinto viajará a San Diego para enfrentar a Estados Unidos. (JOSÉ MÉNDEZ. EFE)
14/03/2017
00:45
Ariel Velázquez / Enviado
Guadalajara
-A +A

Venezuela en agonía. Tres outs más y están eliminados del Clásico Mundial. Pierden 1-2 con Italia. Al plato Miguel Cabrera y sus 446 cuadrangulares que ha conectado en Grandes Ligas. Espera un lanzamiento por el centro de Mark DeMark y se vuela la barda para comenzar la remontada con la que la Vinotinto se medirá mañana con Estados Unidos en la segunda ronda del Mundial.

Víctor Martínez recibe base por bola. Rougned Odor conecta un batazo que se por el bosque central y aunque parecía que sería marcado como triple, es un largo sencillo que permite a Venezuela timbrar la carrera del triunfo en los spikes de Martínez.

La pizarra termina 4-3 para Venezuela que se va de la capital de Jalisco aliviado por lo que ya era considerado por muchos “el peor fracaso en su historia beisbolística”. El domingo por la noche estaban prácticamente en el autobús que los llevaría de regreso a sus respectivos hogares.

La novena sudamericana arribó a México con una plantilla que acumula 800 millones de dólares en contratos asegurados de Grandes Ligas. Fueron noqueados por Puerto Rico, derrotados por México, pero vencieron en dos ocasiones a Italia para obtener el boleto a la segunda ronda, en San Diego.

No fue fácil para los caribeños. Tuvieron que sobrevivir a una turbulenta novena entrada que incluyó un jonrón solitario de Alex Liddi que apretó el marcador.

Un cuadrangular solitario de John Andreoli en el “lucky seven”, puso a los azzurris acariciando la victoria. Durante todo el torneo se mostraron como un equipo con garra y sin miedo a competir con quien tuvieran en frente.

Los europeos amargaron la inauguración al dejar en el terreno a México con un rally de cinco carreras que a la postre significó que la novena tricolor se quedara sin acceder al encuentro de desempate.

El timonel de la Vinotinto, Omar Vizquel, se vio limitado en la forma de dirigir el pitcheo, pues sólo tenía cinco lanzadores disponibles por la restricción que puso Grandes Ligas para el torneo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS