Mexicanos se sienten robados en el Clásico

Miembros de la Selección Mexicana dicen que Grandes Ligas no fue clara en sus reglas de juego
El mánager del equipo nacional fue expulsado ante las polémicas decisiones del ampáyer principal en el duelo del lunes ante Venezuela. (MIGUEL TOVAR. AFP)
14/03/2017
00:46
Ariel Velázquez / Enviado
Guadalajara
-A +A

[email protected]

Pedro “Mago” Septién definió el beisbol como “matemática oscura, brillante ballet”. Nunca antes un certamen avalado por Grandes Ligas causó tanta confusión y polémica como el Clásico Mundial que se disputó en Guadalajara.

La interpretación del reglamento por parte de los canales de comunicación del Clásico provocó que por minutos, México fuera designado para jugar el encuentro de desempate al vencer el domingo por la noche 11-9 a Venezuela.

La Selección Mexicana y hasta la venezolana, pensaron que las dos carreras de ventaja le daban el pase al equipo local. Pero tras la revisión de la regla, el Comité del Clásico Mundial, externó que el cuadro tricolor quedaba eliminado.

“Antes de la determinación, un número de medios de prensa, incluyendo las cuentas sociales del WBC (las siglas en inglés del torneo) y la MLB Network, reportaron incorrectamente que México y no Venezuela jugaría el desempate, lo cual lamentablemente causó confusión”.

La situación generó molestia entre los peloteros mexicanos que se marcharon de la capital de Jalisco con la sensación de que fueron “robados” en un certamen que no fue claro en sus reglas y en el cual analizan no volver a participar.

“Esto es una broma, se están burlando de nosotros. Se envió la protesta y no nos han contestado hasta estas horas de la mañana. Yo consideraba este torneo el más importante y si no es así, no le veo caso volver a participar en un evento que no tiene seriedad, que está compuesto por gente que no es honesta. Nos arrebatan las cosas de la mano con una facilidad. Yo apoyo a Adrián González por lo que está haciendo”, declaró Roberto Osuna ayer por la mañana.

“Sí pienso que sea el principio del fin, está mal hecho el torneo y uno se pone a pensar si vale la pena participar, porque se arriesga a una lesión. No es justo, porque antes del encuentro nos dijeron que dos carreras de ventaja eran suficientes para pasar y ahora cambia la situación cuando pedimos que se nos explicara bien la regla”, comentó el “Titán” González.

México, Venezuela e Italia, terminaron con marca de dos derrotas y un triunfo. La situación obligó a ir al desempate. La regla establece que accederán los dos equipos con la menor cantidad de carreras aceptadas, dividido entre el número de innings (incluidas entradas parciales), jugadas en defensa entre las tres novenas involucradas.

México, como los reportes de los medios de comunicación de Grandes Ligas y el Clásico Mundial interpretaron que una entrada parcial conlleva a únicamente tener la defensa en el campo. Venezuela al final del encuentro y con mayor información, protestó esta determinación y la pelota cambió de lado y sonrió a los sudamericanos.

Italia avanzó con un promedio de 1.05 y Venezuela con 1.105. México quedó fuera con 1.117.

En la inauguración, México fue dejado en el terreno por Italia sin sacar un out en el noveno rollo. Esto provocó que el coeficiente de la novena dirigida por Édgar González aumentara al tener menos actividad.

La gerencia del cuadro nacional interpuso una protesta que desestimó el comité del Clásico Mundial. Lo único que aceptaron mediante una carta, fue “que lamentaban la situación que provocó los primeros reportes de los medios de comunicación que incluyeron las páginas de internet de Grandes Ligas.

Sin disculparse, la información fue borrada de redes sociales.

“Entendemos que la Federación, los jugadores del equipo y sus aficionados están decepcionados con el resultado, el Clásico Mundial aprecia la participación de México en el torneo, el apoyo de Salvador Quirarte y el Comité Organizador, y la oportunidad de celebrar una ronda del torneo en México en frente de miles de aficionados”, agrega el comunicado. Quirarte es el presidente de la organización local.

México se mantuvo en vela toda la madrugada del lunes. Por la tarde, Adrián González, su hermano Édgar, los empresarios Carlos Bremer y Salvador Quirarte ofrecieron una conferencia en la que leyeron el comunicado del Comité del Clásico Mundial de Beisbol.

Pero nada cambió. “El beisbol es un deporte exacto que construye monumentos y destruye catedrales” y México se fue del certamen como llegó: Con el último lugar de su grupo y obligado a disputar el preclásico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS