Juegan los cuatro Clásicos Mundiales

"Titán" y Cabrera, los únicos peloteros en disputar todas las ediciones del WBC
Miguel Cabrera y Adrián González, a los extremos, cuando jugaban en ligas menores con los Marlins de Florida. (INSTAGRAM)
24/01/2017
00:40
Ariel Velázquez
-A +A

Al ser tomado con la selección uno global del Draft de 2000, el mexicano Adrián González llegó a los Marlins, en ese entonces de Florida, con la etiqueta del futuro bombardero de la organización. En ese año, el “Titán” conoció al venezolano Miguel Cabrera, que fue contratado un año antes como agente libre internacional.

Desde ese momento, González y Cabrera iniciaron un vínculo que saltó del terreno de juego a una amistad que no sólo continúa, sino que se han encargado de entrelazar más, al ser padrinos de sus respectivas bodas.

En marzo próximo, aquellos dos jóvenes que formaron parte del equipo de novatos de los Marlins y ahora son compadres, se convertirán en los únicos peloteros de todas las selecciones en disputar las cuatro ediciones del Clásico Mundial de Beisbol.

“Estoy muy contento de disputar mi cuarto Clásico Mundial y compartir este logro con mi compadre Miguel Cabrera. Yo viajé a su boda y él fue cuando yo también me casé”, comentó González a EL UNIVERSAL.

El “Titán” y “Miggy” fueron parte de los Marlins en la Liga Rookie, Clase A y Clase AA.

Entre ambos peloteros que no lograron jugar juntos en Grandes Ligas, suman 754 cuadrangulares, una cifra que a los Marlins le hubiera encantado tener en sus estadísticas de conjunto, pero que no consiguieron al cambiar al mexicano en 2003 a los Rangers de Texas, en una negociación que incluyó al pitcher Ugueth Urbina.

“Estuvimos primero en la Rookie League, Yo tenía 18 años y Miguel Cabrera 17, luego pasamos a Clase A juntos y posteriormente Clase AA. Desde esa época nos mantenemos mucho en contacto. Yo viaje a Venezuela a su boda, el estuvo en San Diego en la mía”.

Respecto a la carrera de Cabrera, el tijuanense señaló que le llena de orgullo ver lo que ha hecho su compadre y que incluye además de la obtención de una Serie Mundial, la Triple Corona de bateo que logró en 2012 con los Tigers de Detroit al sumar 44 jonrones, 144 carreras impulsadas y promedio de bateo de .330.

“Desde que vi jugar a Miguel supe que sería un gran pelotero. Ha logrado todo lo que se ha puesto como meta con el talento que él tiene. Me siento muy orgulloso de ser su amigo”.

México enfrentará a Venezuela el domingo 12 de marzo en el último juego de primera ronda, pero antes del encuentro el “Titán” tratará de darle a Miguel un tour por Guadalajara, ya que Adrián conoce bien la ciudad al ser su esposa tapatía.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS