Diablos gana... aun sin fans

Las gradas del Fray Nano lucieron vacías en la doble cartelera de ayer, ante Delfines
En el primer encuentro los Pingos derrotaron 9-1 a los de Ciudad del Carmen
19/06/2015
02:02
Ariel Velázquez
-A +A

Tan generosos como un cuadrangular con las bases llenas han sido los Diablos Rojos del México esta temporada con su público, aunque este no les responda. En la doble cartelera que se disputó ayer, la novena capitalina barrió a los Delfines de Ciudad del Carmen con una exhibición de poder de Japhet Amador y el resto de la artillería roja.

En el primer encuentro, el conjunto capitalino se impuso 9-1 a los carmelitas con el zurdo Arturo López que regresó al triunfo, luego de tres salidas sin decisión y una derrota. López se mantuvo sobre la loma cinco entradas en las que limitó a los sureños a cinco imparables, carrera limpia, tres pasaportes otorgados y tres ponches, para alcanzar su quinta victoria de la campaña.

Ante poco menos de 200 aficionados que presenciaron el primer juego que comenzó a las 13:00 horas, Arturo López recibió el apoyo de sus compañeros, que en el fondo del primer capítulo sumaron tres carreras a la pizarra, producto de un cuadrangular de Cyle Hankerd. El estadounidense llegó a tres en su estadía con los infernales.

El único pecado que cometió López y se vio reflejado en el score, sucedió en la parte alta del segundo rollo, con sencillo de David Urías que remolcó al plato a Humberto Cota.

Pero a partir de ese momento, todo fue sequía para los Delfines en una tarde lluviosa en el Distrito Federal.

En el tercer rollo, los comandados por Miguel Ojeda hilvanaron otro rally de tres anotaciones con batazo panorámico de Iván Terrazas de dos carreras, y otro batazo de Amador que en un principio parecía elevado, pero el viento lo convirtió en jonrón.

Aunque en talla extra, Amador encontró el traje de héroe en el segundo choque del día con un tablazo panorámico en la octava entrada que finiquitó el resultado a favor de los locales por 4-1. Con dos corredores en las almohadillas, el ‘Gigante de Mulegé’ se paró en el plato y disparó una parábola que terminó en el jardín izquierdo para sumar su jonrón 22 de la campaña.

Con el resultado, los Diablos Rojos se afianzan con el mejor récord de la Liga Mexicana de Beisbol y demuestran que el Fray Nano, aún con sus pobres entradas, en una auténtica fortaleza, pues apenas han perdido seis juegos ahí.

La última vez que los Pingos cayeron en casa fue el 3 de junio ante los Vaqueros Laguna. A cambio, la organización escarlata cuenta con 24 victorias, número que ningún otro equipo ha alcanzado en la Liga Mexicana.

La victoria correspondió al estadounidense Todd Coffey, quien relevó el octavo capítulo en el que no sufrió ningún daño. Mientras que la derrota fue para Josh Lueke.

Hoy, Diablos inicia serie frente a Piratas de Campeche.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS