Se encuentra usted aquí

Quiere el título como sea

Al paraguayo le da lo mismo si Cruz Azul tiene estilo defensivo, pero es campeón
Roque Santa Cruz ha anotado en los momentos de apremio para La Máquina; lo hizo el pasado domingo contra Pumas
06/05/2015
01:44
-A +A

Por Daniel Blumrosen Juárez

[email protected]

Ya con la ansiada novena estrella bordada en el escudo, a Roque Santa Cruz le daría lo mismo si —en la opinión popular— otros conjuntos tendrían más méritos que el Cruz Azul para dar la vuelta olímpica.

Poseedor del preciado gen exitoso, al goleador paraguayo no le hurtan el sueño, las críticas contra el estilo de La Máquina. Recuerda que, tras más de 17 años de sequía, lo verdaderamente importante es coronarse.

“En futbol, muchas veces se gana por merecimiento y otras se gana porque se gana. No me importaría ser campeón sin merecerlo, si es que esa idea la escribe la prensa”, sentencia. “Es un dato menor para nosotros”.

“Lo nuestro es estar en la Liguilla y, si a alguien le parece que no es merecido, podemos sentarnos, tomar un café y no va a pasar de eso”.

Con sólo un encuentro por disputar en el Clausura 2015, los Cementeros tienen la segunda ofensiva menos productiva (14 goles marcados, empatada con la del Morelia), lo que ha generado diversos cuestionamientos de cara a la fase final del certamen.

“No te hace campeón meter 50 goles en el torneo, si es que en la Liguilla, uno no tiene ese mismo margen de efectividad”, recuerda. “Estamos en una situación muy buena, porque —para la gente—, el Cruz Azul no viene jugando de la manera que lo haga contendiente a ganar el título, pero tal vez no sea así para nosotros”.

A final de cuentas, ese criticado desempeño, los tiene en el umbral de la ‘Fiesta Grande’, en la que —desde ahora adelanta— tampoco se verá a una Máquina espectacular.

“Hoy por hoy, es muy difícil hablar de llegar a un 100% en cuanto a lo que se pretendía”, admite, serio. “Tenemos que apuntar nuestras fortalezas y dedicarnos a hacerlo en cada partido, reconocer nuestras falencias y tratar de corregirlas, pero decir que —de repente— vamos a volvernos un equipo que va a meter cinco goles en cada juego, es imposible, muy difícil”.

“Eso no nos quita la idea ni el sueño de ser campeones, porque se puede serlo de muchas maneras: jugando bien, mal, pero el objetivo principal no va a cambiar”.

Porque están convencidos de que su fórmula les basta para lograrlo. Pronostica que “la gente va a ver a un Cruz Azul bien parado, organizado, ojalá efectivo, y eso aplicado, nos va a llevar hasta los partidos más decisivos”.

Donde la eterna utopía bien podría mutar en dulce realidad.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS