Descenso crea fuerte devalúo

Una franquicia del futbol mexicano que cae a la Liga de Ascenso pierde su valor en hasta 80%, estima experto; la UdeG parece estar "condenada"
Algunas de las contrataciones que hizo la UdeG no funcionaron; Fidel Martínez es una de las honrosas excepciones.
05/05/2015
04:57
-A +A

Por Daniel Blumrosen Juárez

[email protected]

Caer en ese infierno deportivo llamado Liga de Ascenso implicará mucho más que vergüenza, rabia, profundo dolor e interminables lágrimas para la Universidad de Guadalajara o el Puebla. El verdadero mazazo estará en el ámbito económico, donde las consecuencias serán catastróficas.

Rogelio Roa, experto en mercadotecnia deportiva y director de ‘DreaMatch’, explica a EL UNIVERSAL, la severa devaluación que sufrirá la franquicia que pierda la categoría el sábado por la noche, desde el valor del club hasta lo que dejará de percibir por derechos de transmisión televisivos y patrocinios.

“En resumidas cuentas, una franquicia en Liga de Ascenso, sin jugadores, quizá vale entre 10 y 15 millones de pesos; una de Primera División, seguramente te cuesta siete u ocho veces más. Depende de cuál sea”, comparte Roa, entrevistado vía telefónica. “El salto que se da de Liga de Ascenso hacia la Primera es altísimo y viceversa, la caída es estrepitosa. Es por eso que a los equipos que descienden les cuesta muchísimo trabajo ascender de inmediato”.

Impacto monetario que sufre cualquier club del planeta que desciende, aunque el mercadólogo está convencido de que el abismo es mucho más grande en la hoy llamada Liga MX.

“En todas las partes del mundo, saltar de Primera [categoría del balompié] a la Segunda, siempre genera una devaluación, pero me atrevería a decir que la que hay en México es una de las más fuertes de las Ligas importantes”, revela. “Es un golpe durísimo”.

La Franja llega a la última jornada del Clausura 2015 con el control de su destino. Si saca unidades del estadio Corona eludirá el descenso de manera automática. Los Leones Negros requieren vencer al Cruz Azul y que los Camoteros caigan frente al Santos.

Ambos terminarán con el mismo cociente (1.0294) si los felinos triunfan y hay empate en Torreón, pero la diferencia de goles poblana es considerablemente menos mala (-5) que la de los tapatíos (-14).

Lo que explica la tensión en el club estudiantil, que perdería una importante cantidad por concepto de derechos de transimisión en televisión.

“Se estima que la Universidad de Guadalajara fue el equipo que tiene el quinto mejor contrato por derechos de transmisión, después de los llamados ‘cuatro grandes’ [Guadalajara, América, Cruz Azul y Pumas]”, comparte Roa. “Obviamente, tuvo que ver que entró a la puja ESPN, Claro Sports y otros, pero iba a estar recibiendo —por año— cerca de 130 o 140 millones de pesos, por todo lo que vendió en sus derechos de transmisión”.

“Ese contrato es multianual, pero —obviamente— en el momento que descienda se penaliza y se acaba... No hay pérdidas para la televisión. Vamos a imaginar que descienda, el contrato que pueda obtener el próximo año —con quien lo vaya a cerrar— no va a pagar más de 2, 3 o 4 millones de pesos”.

Las Chivas son el club que recibe el mejor pago por este concepto. El rango de los cuatro más populares oscila entre los 140 y 180 millones al año.

Pero el golpe también se resiente en cuanto a los ingresos por las empresas que utilizan al equipo como plataforma para anunciarse.

“En el tema de patrocinios, uno en Primera División por el frente de la playera, el principal, a lo mejor —en promedio— anda entre 30 y 45 millones de pesos... Hay equipos que cobran 60 y otros 20”, asegura. “En la Liga de Ascenso, el equipo que pueda llegar a cobrar mejor por ese mismo patrocinio anda entre los 12 ó 14 millones de pesos, uno superbien vendido. En promedio, entre 8 o 9 millones”.

Cúmulo de situaciones que hacen devastador un descenso, no solamente en el aspecto deportivo.

“Es un bajón terrible, como de casi 10 veces menor el precio, lo que vale la franquicia, de cuando estás en Primera a cuando caes a la Liga de Ascenso”, reitera Roa.

Ineludible impacto para la Universidad de Guadalajara o el Puebla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS