Consigue unas manos perfectas en tres sencillos pasos

Presume unas manos de envidia dándoles el cuidado necesario
Cortesía
04/05/2017
16:42
Alejandra Montiel
-A +A

Las manos resecas o agrietadas son el resultado de diferentes factores como el cambio brusco de clima, el no protegerlas de productos que contienen químicos como los detergentes, entre otros.

Sin embargo, tener unas manos suaves e hidratadas es una parte importante de las personas para causar una buena impresión en cualquier lugar.

Por ello, te decimos cómo conseguir que tus manos estén suaves e hidratadas en todo momento

1. Exfolia.
Para eliminar las células muertas y todo lo que ocasione la resequedad en tus manos, dedicales unos minutos para exfoliarlas 1 vez por semana.
Puedes hacer tu propia exfoliante con un poco de miel y azúcar. Mézclalos y aplica sobre tus manos dando un ligero masaje.

2. Hidrata.
Después de exfoliarlas es importante que las hidrates. Para ello, utiliza alguna crema especial para manos resecas para que obtengas mayores resultados.

3. Complementa.
El aceite de almendras no solo sirve para alargar tus pestañas, también al aplicarlo directamente en tus manos le dará suavidad instantáneamente y reparará las partes resecas.
Puedes usar una pequeña porción de aceite en tus manos continuamente para mantenerlas hidratadas y suaves siempre.

Evita:

Lavarte las manos con agua muy fría o muy caliente.
Exponerlas al sol directamente, ya que las resecará y envejecerá rápidamente.
Usar secadores de manos de aire caliente.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS