Fashion Profile. Cuestión de estilo

Tras posicionar su marca como un referente de lujo, Victoria Beckham busca conquistar hoy a un público más amplio
Cortesía
28/03/2017
13:06
Cristian Arciniega
-A +A

Cuando Victoria Beckham anunció en 2008 que había creado una serie de vestidos y los presentaría en la Semana de la Moda de Nueva York, más de uno pensó que se trataba de otra celebridad jugando a ser diseñadora. Para entonces, la británica era considerada ya un icono de estilo a nivel mundial; no obstante, vestir bien no era un factor que lograría llevar su marca al éxito, o al menos eso se pensaba.

Su colección debut fue calificada como hermosa, deseable y con clase. Renombrados almacenes contactaron a la ex cantante para vender esta primera entrega, cuyos diseños ostentaban precios por arriba de los 700 dólares. La propuesta de Beckham fue bien recibida por su simplicidad, elegancia, practicidad y, sobre todo, porque reflejaba su propio estilo, el cual miles de mujeres buscaban imitar.

“Acostumbro a probarme la ropa que diseño. Para mí es importante saber cómo sienta a la figura, cómo se sentirán las mujeres al portarla, si es cómoda y realmente favorecedora”, declaró a la revista Glamour sobre el proceso que sigue cada una de las antologías que presenta.

En 2011 obtuvo el British Fashion Award como la Mejor Diseñadora del Año, uno de los galardones más importantes en la industria. A su línea de prêt-à- porter, ha sumado colecciones de bolsos, carteras, gafas y zapatos, mismos que pueden encontrarse en más de 60 países. De contar solamente con tres empleados en un principio, su empresa da trabajo hoy a más de 100 personas.

Si bien su nombre es reconocido en las esferas del lujo, la creadora busca llevar su propuesta a un público más amplio. Para ello, ha colaborado con la cadena de almacenes Target –famosa por sus precios accesibles– en el diseño de una línea especial para mujeres y niñas, la cual llegará a las tiendas de Estados Unidos el próximo 9 de abril. Victoria Beckham x Target se integra por más de 200 piezas, entre ellas vestidos, jumpsuits y coordinados de blusa y pantalón, cuyos precios oscilan entre los seis y 70 dólares. Las prendas destacan no solo por sus tonos vibrantes, sino también por sus estampados florales y a cuadros.

Nacida para brillar

Cuando la británica decidió lanzarse a la conquista de la industria de la moda hace nueve años, su nombre no era para nada desconocido. En los años 90 adquirió fama mundial por formar parte de la agrupación Spice Girls, misma que consiguió vender más de 75 millones de discos. Desde entonces, Victoria Adams –como era conocida antes de contraer matrimonio– se destacó por su forma de vestir, lo que le valió el sobrenombre de ‘Posh Spice’ (La elegante).

En 1997 conoció al futbolista David Beckham, con quien se casó dos años más tarde y de quien adoptó el apellido. Separada ya de las Spice Girls, diseñó en 2004 una línea de jeans para la firma Rock & Republic y, posteriormente, lanzó una fragancia, así como una colección de lentes.

A la par de su línea principal, la diseñadora cuenta hoy con una segunda marca, de aire más casual y juvenil, además de que realiza colaboraciones especiales con sellos como Estée Lauder y Target.

Victoria Beckham demuestra así que no solo es capaz de imponer tendencia en las calles, sino también sobre la pasarela.

Frase

“Cuando era cantante me sentía famosa; hoy como diseñadora me siento exitosa”, Victoria Beckham.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios