Se encuentra usted aquí

Calefacción integrada

Los abrigos, capas y ponchos son grandes aliados durante la temporada de frío. Te damos las claves para llevarlos y no fallar en el intento
Fotos:  MARCO MARCOVICH
Fotos: MARCO MARCOVICH
14/01/2017
09:00
Cristian Arciniega
-A +A

Gracias a su funcionalidad, hay prendas que se ganan un sitio especial en el armario. Tal es el caso de los abrigos, las capas y los ponchos, alternativas con que cuentan las mujeres para protegerse de las bajas temperaturas sin sacrificar el estilo

Cada invierno, el abrigo se corona como una de las piezas protagonistas debido a su elegancia y capacidad para adaptarse a las tendencias

Por otro lado, las capas gozan hoy de gran popularidad tanto en firmas de lujo como en marcas de amplio espectro comercial. Se caracterizan por estar abiertas en el frente, sujetarse con un broche o cinta a la altura del cuello u hombros y por contar con orificios para sacar las manos.
 
Y, por último, los ponchos son sumamente cómodos y abrigadores. Se distinguen por su forma rectangular con una abertura en el centro para meter la cabeza, por emplear tejidos con impresiones de aire étnico y por su decoración con flecos en el borde inferior.

En las versiones modernas,  los ponchos pueden llevarse  abiertos y no todas las capas se sujetan con broche. Aquí te decimos cómo elegir la pieza más favorecedora para tu figura y cómo combinarla para no demeritar su elegancia.

El abrigo perfecto. Pon atención especial en su largo. Para las mujeres con una estatura menor a 1.60 metros, los modelos que lleguen a medio muslo son la mejor alternativa, mientras que quienes rebasen esta altura pueden apostar por diseños arriba de la rodilla. Solo quienes midan más 1.80 metros pueden permitirse usar abrigos a media pierna o que lleguen al tobillo. Las piezas entalladas en la cintura y con una ligera caída en línea A son favorecedoras para la mayoría de las siluetas. Los abrigos con cinturón ayudan a generar volumen en quienes son de complexión delgada. Por el contrario, detalles como tableados o péplums deben ser evitados por mujeres con kilos extra.

¿Cómo elegirlo? Las tendencias estrella durante esta temporada  son el pelo natural –si prefieres una pieza de material sintético, que sea de buena calidad–, los colores encendidos y las texturas a cuadros. ¿Cómo llevarlo? Una pieza entallada de lana o pelo –natural o sintético– complementa bien un pantalón sastre y blusa de seda para acudir a la oficina, o puede lucirse también sobre un little black dress (solo verifica que el vestido no se asome por la parte inferior). Los diseños confeccionados con pelo se llevan hoy sobre minivestidos y zapatos altos para eventos de noche o coctel. Un modelo tipo trench se integra bien tanto a un conjunto formal de falda lápiz y blusa como a un look casual de jeans y tacones altos.

Fiebre por las capas. Gucci, Dolce & Gabbana y Mango cuentan con diversas opciones de capas para este invierno. Si eres de baja estatura, elige una cuyo largo no rebase las caderas para no acortar tu silueta. Las mujeres con una altura mayor a 1.70 metros pueden seleccionar piezas que lleguen a la rodilla. Esta prenda es muy favorecedora para todos los cuerpos, ya que estiliza los hombros y desvía la atención de la zona de las caderas gracias a su caída en línea A. Puede combinarse tanto con vestidos cortos como con jeans o pantalones sastre y, para estilizar la figura, una buena alternativa es acompañarla con botines o botas de caña alta. Los diseños en lana son grandes aliados en invierno, mientras que los elaborados con algodón o seda pueden usarse a lo largo del año, sobre todo cuando descienda la temperatura.

El regreso del poncho. El diseño clásico y funcional de esta prenda permite adaptarla a looks tanto casuales como formales. Elígela en materiales cálidos mas no pesados para garantizar la libertad de movimiento. Los modelos de punto grueso benefician a las siluetas delgadas ya que aportan volumen, mientras que quienes tengan unos kilos de más deben elegir diseños con tejidos livianos. Su largo ideal es a medio muslo y se debe procurar que nunca exceda la rodilla para no lucir demasiado casual o desaliñada. Dado el volumen que aporta, asegúrate que las piezas debajo se ajusten a tu cuerpo. Combínalo con skinny jeans y blusa o, bien, con unos pantalones pitillo de cuero, stilettos y un cuello de tortuga. 

Ten en cuenta...

Las capas son muy favorecedoras para todos los cuerpos, ya que estilizan los hombros y desvían la atención de la zona de las caderas gracias a su caída en línea A.

“Mi estilo se basa en lograr que las cosas duren por siempre. Cuando tienes que cuidar un presupuesto, puede ser cuestionable que gastes $300 dólares en un par de botas o un abrigo. Sin embargo, esos elementos básicos son los bloques con los que se construye todo tu look...” NINA GARCÍA, Experta en moda, exeditora de las revistas Elle y Marie Claire, y juez en el programa televisivo Project Runway.

Modelo:  EMILY CROOS PARA PARAGON.
Maquillaje y peinado: ADDISON ÁLVAREZ.
Coordinación de moda: GINA ORTEGA.
Producción: ALAN CARRANZA.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal