Se encuentra usted aquí

El emperador del norte

Entre lo sexy y lo romántico, el diseñador Alejandro Carlín enarbola una propuesta que toma por asalto el guardarropa de la mujer moderna
05/06/2015
16:11
Cristian Arciniega
-A +A
Hacerse de un nombre en la escena de la moda nacional no sólo requiere de creatividad, también de constancia. Así lo demuestra el diseñador Alejandro Carlín, quien hace 14 años irrumpió en la industria con una línea de tintes románticos y sensuales, credenciales que hoy  identifican su discurso creativo.
 
Si bien su propuesta goza actualmente del asedio de las mujeres mexicanas, Carlín recuerda que no siempre fue así: “En un principio, tuve que luchar contra una sociedad que no quería el diseño nacional, la cual ahora busca nuestras creaciones y valora la calidad de nuestras prendas”.
 
A lo largo de más de una década, el diseñador ha configurado una estética que se distingue por enfatizar la silueta y exaltar la feminidad de quienes portan sus piezas, a través de cortes entallados, aberturas en las faldas, escotes ligeramente provocativos y  detalles como moños, holanes y transparencias.
 
Cada temporada, Carlín refresca los códigos de la vestimenta femenina mediante líneas audaces, sofisticados ornamentos y paletas de color equilibradas. Su identidad como creador, sin embargo, no se ve comprometida por las tendencias o el ejercicio creativo que realiza periódicamente.
 
“Incluso cuando la madurez y el crecimiento llevan a forjar un estilo propio y único, a mí me gusta evolucionar, cambiar y ofrecer cada temporada atuendos diferentes y actuales”, apunta el mexicano, quien ha hecho de los colores negro y blanco, así como de los tejidos naturales (seda, algodón y cuero), sus sellos estéticos.
 
Dedicado al diseño. Más que un oficio, Carlín considera su trabajo una verdadera pasión. Este interés lo ha acompañado desde temprana edad, cuando veía a su madre ataviada con piezas de célebres diseñadores. Sus primeros estudios en el campo los realizó en Monterrey, ciudad que lo acogió y ha sido cómplice y testigo de su ascenso.
 
En 1999 decidió trasladarse a Milán, Italia, para matricularse en el prestigiado Istituto Marangoni, en la carrera de Diseño de Moda y Patronaje. Tiempo después, complementó su formación académica con un diplomado de diseño de moda experimental en la universidad Central Saint Martins de Londres.
 
A su regreso, se estableció en la capital regia, donde comenzó a operar de manera formal su marca homónima. Desde entonces, ha participado en diferentes plataformas de moda, tanto nacionales como extranjeras: Mercedes-Benz Fashion Week México, la Semana Internacional de la Moda en Madrid (SIMM) y Colombiamoda, entre otras. En 2011, comenzó a formar parte del portafolio de marcas exclusivas de Saks Fifth Avenue México, un logro que pocos pueden presumir.
 
Sus diseños no sólo son los consentidos de las mujeres ejecutivas y las seguidoras de la moda, también de las celebridades. Eva Longoria, Paris Hilton, Karolina Kurkova y Ana de la Reguera son algunas de las famosas que han portado los femeninos y sofisticados atuendos de este mexicano de talla internacional. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS